Publicidad
Publicidad

Así responden Carso y dos constructoras más de gasoductos a AMLO

Carso, IEnova y TransCanada defienden los contratos que López Obrador quiere renegociar bajo el argumento de que la CFE paga altas cuotas a esas firmas por obras de gasoductos que están detenidas.
gasoducto
López Obrador pidió a las tres compañías a sentarse con ellos para modificar los términos de estos acuerdos, y evitar así que la CFE pague cerca de 16,000 millones de pesos este año.

CIUDAD DE MÉXICO. Carso, IEnova y TransCanada defendieron los contratos de los gasoductos que construyen, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) paga cuotas onerosas a esas empresas como resultado de problemas que han frenado siete contratos de esas obras.

El mandatario pidió a estas compañías a sentarse con ellos para modificar los términos de estos acuerdos, y evitar así que la CFE pague cerca de 16,000 millones de pesos (mdp) este año.

Que se cumpla la ley, dice Carso

"Nosotros creemos que la mejor opción es que se haga cumplir la ley, y que nos dejen terminar el gasoducto"; dijo el lunes a Expansión, Arturo Elías Ayub, miembro del Consejo de Administración de Grupo Carso y vocero de la compañía.

La compañía lleva más de un año atrasada con la entrega de su proyecto que va de Samalayuca a Sásabe, con una longitud de 614 kilómetros, y que supondrá una inversión de 570 mdd.

"Nosotros, la inversión ya la tenemos casi completa, esa inversión en términos de costos de dinero, en términos de la inversión de los tubos, la construcción, etcétera. Por eso el contrato contempla estas cláusulas porque nadie le entraría a estas construcciones si no existieran estas cláusulas porque sino serían una pérdida enorme para la empresa”, explicó Elías Ayub.

Publicidad

La empresa está atorada ahora en uno de los tramos debido a que el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), que pertenece a Hacienda, no ha dado acceso a la compañía en uno de sus terrenos, para continuar con el despliegue, explicó el director general de Grupo Carso, Antonio Gómez García.

"Hay muchos casos otros donde tenemos que demostrar que son de fuerza mayor, y que hicimos todo lo humana y jurídicamente posible y obligado para resolver estos temas", dijo el directivo.

La compañía recibe de la CFE cerca de 3 mdd derivado de los cargos que generan estos casos de fuerza mayor, dijo Gómez.

Lee más: AMLO quiere cambiar contratos de gasoductos con Carso y otras firmas

TransCanada: "No son multas ni subsidios"

La empresa canadiense TransCanada negó que los pagos recibidos cuando se activan las cláusulas de fuerza mayor impliquen algún tipo de subsidio o multa para la Comisión Federal de Electricidad (CFE), como afirmara el mandatario.

"Estos contratos incluyen previsiones de fuerza mayor, que aplican cuando, ya sea la CFE o la compañía constructora de los ductos, se ven impedidas de cumplir con sus obligaciones debido a circunstancias imprevistas fuera de su control. Los pagos recibidos durante estos eventos de fuerza mayor no son 'multas' ni 'subsidios'", dijo Transcanada, en una respuesta por correo electrónico a Expansión.

La compañía ha logrado contratos por 2,873 millones de dólares (mdd) para la construcción de parte de la red de ductos que transportan gas natural a las plantas de generación de la eléctrica nacional.

"Los contratos de gasoductos con la CFE surgen bajo el marco legal mexicano, a partir de procesos de licitaciones públicas internacionales, transparentes, abiertas y en acuerdo con los estándares de la industria", dijo la compañía.

TransCanada ha tenido problemas para terminar uno de los ductos por las protestas de la comunidad en un tramo en Hidalgo.

Más información: TransCanada detiene la obra de dos gasoductos en México

Contratos, bajo estándar internacional, dice IEnova

"Todos los contratos de ductos de transporte de gas natural de la empresa con CFE fueron adjudicados bajo procesos de licitación pública internacionales abiertos y transparentes bajo estándares internacionales de la industria", aseguró Infraestructura Energética Nova (IEnova) en un comunicado enviado a la Bolsa mexicana de Valores (BMV).

"IEnova tiene un ducto que entró en operación en mayo de 2017. Sin embargo, el servicio a la CFE fue interrumpido por actos de sabotaje sufridos en el ducto en agosto de 2017. Los hechos fueron denunciados ante las autoridades federales y locales", añadió la firma.

IEnova fue una de las primeras privadas en incursionar en la industria de la infraestructura de energía en México a mediados de la década de los 90; la empresa también ha invertido en el sector de transporte y distribución de gas natural licuado y gas LP.

"En todas sus operaciones, se ha conducido con estricto apego a la ley y absoluta ética e integridad", dijo la compañía, que también hizo mención de Carlos Ruiz Sacristán, quien fue presidente ejecutivo y presidente del Consejo de Administración de IEnova.

"Fue funcionario público durante 24 años. En ese periodo, fue director general de Pemex únicamente 28 días en diciembre de 1994. Esta fue la única participación de Ruiz en el sector energía como funcionario público. Su último cargo en el sector público concluyó en diciembre de 2000", apuntó IEnova. Carlos Ruiz es funcionario de IEnova desde 2012.

Con información de Edgar Sígler

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad