Publicidad
Publicidad
Nuevo aeropuerto desktop.jpg

10 contratos del NAIM ya fueron liquidados, dice el Grupo Aeroportuario

El primer contrato fue con Sedena, que tuvo a su cargo la construcción de la barda perimetral, nivelación de piso y la pista 6, explicó el director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.
NAIM TOMA AEREA
El INAI argumenta que es fundamental que los documentos que sustenten una posible corrupción en las obras del NAIM sean publicados, pues dentro de la inversión se encuentran recursos públicos.

CIUDAD DE MÉXICO. Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) informó que han sido liquidados 10 de 450 contratos que se tenían en la construcción del Nuevo Aeropuerto en Texcoco, Estado de México, además se espera que en los primeros días de febrero se liquiden los 30,000 millones de pesos de la Fibra E, financiamiento que también se adquirió para esta obra.

Gerardo Ferrando, director del GACM, precisó en entrevista que desde el pasado 27 de diciembre, el Consejo de Administración instruyó a proceder con la terminación o cancelación anticipada que corresponde a cada uno de los contratos, derivado del avance que se tenían en la recompra de los bonos y de la Fibra E.

"Es un proceso que nos llevará seis meses (cancelación de contratos) las notificaciones están siendo muy rápido, entre la semana pasada y ésta habremos notificado del orden de 10 contratos de suspensión; los más importantes, que cubren 85% de lo contratado", abundó.

Sin dar detalles de las empresas con las que ya se terminaron los contratos ni costos, mencionó que el primero fue con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dependencia que tuvo a su cargo la construcción de la barda perimetral, nivelación de piso y la pista 6.

Lee: El largo y tortuoso camino de la cancelación de contratos del NAIM

Durante esta semana, adelantó, se cancelarán otros dos contratos, los cuales no significaban mayor trabajo adicional o no se realizó ninguna obra.

Publicidad

En el caso de empresas como ICA, La Peninsular, Prodemex, Sacir, entre otras, refirió que desde noviembre pasado comenzaron sus reuniones para notificarles que el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) no continuaría para que disminuyeran el ritmo de construcción.

Algunos contratos tendrán que continuar

Sin embargo, expuso que existen contratos en los que se debe seguir trabajando, como es el caso de la losa del edificio principal y los foniles, con el objetivo de estabilizarlos y darles mantenimiento, hasta que se decida qué se realizará en dicha zona.

Ferrando adelantó que ya se trabaja con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para contar con el proyecto de preservación del Lago de Texcoco, "estamos trabajando con ello, están imaginando qué uso le podemos dar a estas grandes losas, que se tendría que hacer ahí".

"Está llegando material, equipos que ya están comprados que no hay posibilidad de cancelarlos va haber actividad, pero cada vez será más reducida. Hay instalaciones que se tienen que mantener por ejemplo las losas que tienen sistemas de drenaje, se tienen que operar, y en los foniles, la parte metálica, se tiene que proteger con algún material", añadió.

Más información: La recompra de bonos del NAIM por 1,800 mdd ya fue liquidada

Analizan reutilizar material en Santa Lucía y AICM

De igual forma, se analiza que el material utilizado en el Nuevo Aeropuerto se reutilice en Santa Lucía y este sería movilizado a través del ferrocarril, así como para el aeropuerto capitalino.

Recordó que tan solo que en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se realizarán diversos trabajos en estructura, cimentación de la terminal 1 y 2 en aspectos eléctricos, cambios de subestaciones, drenaje, repavimentación de las pistas de rodaje, entre otros.

"Estamos en conversaciones, tuvimos una reunión, un grupo importante del área técnica del AICM para intercambiar puntos y una vez que se concluya, se incorporará al activo, por lo que ya lo estamos viendo con la Función Pública", afirmó.

Respecto a la Fibra E, Ferrando mencionó que el pago se realizará en febrero próximo, debido a que los 30,000 millones de pesos se encuentran en el fideicomiso y aunque no fue utilizado, tendrá un costo de 10 por ciento.

"Se colocó en México, con Afores a una tasa alta de 10% real anual; un dinero que no se requería, de haber continuado con el proyecto, esto se hubiera utilizado a finales de 2020. Hemos hablado con las Afores que invirtieron y estamos en el proceso de convocar a las asambleas para el procedimiento de la cancelación de la fibra. El resto del dinero que mantenemos en el fideicomiso será para liquidar los contratos de las obras", afirmó.

El resto de los bonos, recordó, 4,200 millones de dólares, se pagarán cada año hasta el año 2040; serán 200 millones de dólares, recursos que saldrán de la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad