Publicidad
Publicidad
El tren maya / header desktop Obras
El tren maya / cintillo galería desktop Obras

Los 8 requisitos legales que debe cumplir el Tren Maya

Desde una manifestación de impacto ambiental regional hasta la consulta indígena; el proyecto deberá responder al menos a ocho requerimientos.
Tren Maya
El 16 de diciembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador dará a conocer las fechas de las primeras licitacione del proyecto.

CIUDAD DE MÉXICO. El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) elaboró un documento en el que aborda cuáles son los requisitos legales que debe cumplir el proyecto del Tren Maya. Estos son los principales:

1. Consulta indígena

De acuerdo con el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en su Artículo 6, cualquier medida, administrativa o legislativa que afecte, de manera positiva o negativa, a comunidades y pueblos indígenas debe ser consultada. La consulta debe ser de buena fe, informada, libre y previa en cada comunidad afectada y por cada medida y/o proyecto que les pueda afectar. La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas posee un protocolo que establece cómo implementarla.

2. Autorización de Impacto Ambiental

Según el Cemda, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que requiere este tipo de proyecto es en la modalidad regional, y debe ser autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). La MIA debe contener una descripción de las obras, incluyendo cómo se va a articular con los programas de ordenamiento ecológico y programas de manejo de Áreas Naturales Protegidas (ANP), una evaluación de los impactos ambientales y sus medidas de mitigación, así como una evaluación de alternativas del proyecto, entre otros.

Lee: AMLO dará banderazo al Tren Maya con un ritual el 16 de diciembre

Publicidad

3. Cambio de Uso de Suelo de Terreno Forestal

La Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable señala que el cambio de uso del suelo de terreno forestal solo se autoriza por excepción y con la autorización de los Consejos Consultivos Estatales Forestales. Para ello, se deben presentar estudios que demuestren que se mantiene la biodiversidad y no hay deterioro de la calidad del agua, además de un programa de rescate y reubicación de especies de la flora y fauna afectadas.

4. Cambio de Uso de Suelo Municipal

El proyecto debe ser acorde a la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, así como por las leyes locales de desarrollo urbano, y debe ser revisado por las Comisiones de Desarrollo Urbano Municipales.

5. Ordenamiento Ecológico del Territorio

El proyecto también debe articularse con lo que establece el Ordenamiento Ecológico del Territorio, según la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA).

Más información: Firmas de Alemania e Italia quieren participar en el Tren Maya

6. Áreas Naturales Protegidas

Las actividades que pretendan realizarse dentro de ellas no deberán provocar una afectación significativa a los ecosistemas y su infraestructura deberá ser acorde con el entorno natural y el Programa de Manejo del ANP. "En estas áreas existen diversas disposiciones que limitan el uso y aprovechamiento de los recursos. Por ejemplo, en las Reservas de la Biosfera de Calakmul, Sian ka'an y los Petenes, está prohibido realizar el cambio de uso de suelo, fundar nuevos centros poblacionales y llevar a cabo proyectos de desarrollo, puesto que su finalidad principal es la conservación de sus características ambientales", señala Cemda.

7. Especies amenazadas

La LGEEPA también establece que se debe negar la obra si puede propiciar que una o más especies sean declaradas como amenazadas o en peligro de extinción; o bien, cuando se afecte a una de dichas especies. En la zona de tránsito del tren ya existen especies de flora y fauna en estas categorías, como el árbol de ramón, el jaguar, el ocelote, el tapir o el mono araña.

Lee más: Las interrogantes en el proyecto del Tren Maya

8. Materia agraria

La Ley Agraria establece que, antes de solicitar, obtener o autorizar determinados permisos, en las comunidades y ejidos se debe realizar previamente una Asamblea para la delimitación, asignación y destino de las tierras de uso común así como su régimen de explotación. Esto es especialmente importante, ya que la apicultura es uno de los pilares de la agricultura en la región.

Brenda Rogel, social de Hogan Lovells, señala que "formalmente no se ha iniciado un proceso de evaluación de impacto. El impacto ambiental no solo son las obras, en el área donde va a realizar esa obra ya hubo un impacto ambiental y hoy no estarías removiendo vegetación ni afectando especies, pero depende de la operación del Tren".

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad