Publicidad
Publicidad

Los latinos en EU son mano de obra independiente en la construcción

Los latinos representan 30% de los trabajadores de la industria de la construcción en Estados Unidos; no obstante, los sindicatos obstaculizan su afiliación.
Los trabajadores latinos de la construcción en Estados Unidos perciben sueldos que van de 15 a 22 dólares, pero no cuentan con algún otro beneficio.
Los trabajadores no cuentan con ningún otro beneficio
Los trabajadores latinos de la construcción en Estados Unidos perciben sueldos que van de 15 a 22 dólares, pero no cuentan con algún otro beneficio.

Nota del editor: Este contenido se publicó originalmente en la edición AMLO, rutas alternas de la revista Obras, correspondiente a agosto de 2019.

Alfredo Urbina trabaja en la construcción desde los 24 años cuando llegó a Estados Unidos proveniente de Michoacán, México. Cuenta que empezó como todos, a puro pico y pala, y hoy, a sus 45 años, es de los que más experiencia tiene en la compañía para la que labora y, por ende, de los que más gana, 22 dólares la hora.

Urbina, que radica en Georgia, señala que, actualmente, hay muchas oportunidades para los latinos y cada vez son más las empresas que contratan sus servicios. Las cifras así lo demuestran, más de 30% de los trabajadores de la construcción son hispanos, según datos del Departamento del Trabajo de Estados Unidos.

“Al ser la fuerza laboral más grande podemos exigir más en la remuneración, cosa que, en años anteriores, no se podía”, afirma Mauricio Guzmán, director de Cronos Contractors.

También te puede interesar: Los 5 estados donde el empleo en la construcción ha sido más golpeado

Guzmán es colombiano y su empresa emplea a 20 personas en obra, todos ellos latinos, que perciben sueldos que van de 15 a 22 dólares la hora, dependiendo de la experiencia.

Publicidad

Los trabajadores no cuentan con ningún otro beneficio. Urbina es enfático al señalar: “En la construcción no hay prestaciones”, a pesar de ello, para este hispano, sus condiciones mejoraron cuando comenzó a trabajar en el sector comercial, debido a que las grandes compañías sólo permiten jornadas de ocho horas, a diferencia del área residencial, donde llegan a ser de hasta 12.

Si bien los trabajadores sindicados cuentan con un mayor respaldo, existe un debate sobre si son verdaderamente beneficiosos para la industria y sus empleados, ya que complican las promociones o los despidos, y crean limitaciones que dificultan la competitividad, dice Jorge Pérez, director ejecutivo de la Hispanic American Construction Industry Association (HACIA).

Lee además: El empleo en la construcción mexicana cae 1% en el primer semestre de 2019

“En Nueva York, por ejemplo, los sindicatos han creado barreras para que los latinos no puedan ingresar a sus rangos, a través de imponer una serie de pólizas y prácticas, como programas de aprendizaje no ofrecidos en español. Debido a esto, 70% de los proyectos privados en la ciudad cuentan con trabajadores no sindicados”, señala Clark Peña, director de abogacía de Construction Workforce Project (CWP) en el artículo Latino construction workers deserve a say in their future.

Peña explica que, para mejorar las condiciones laborales, es fundamental equipar a la comunidad hispana con las herramientas necesarias para aprovechar y tener éxito en nuevas oportunidades de negocios. “Como cualquier grupo, los hispanos deben obtener capacitación y educación constante para mantenerse a la vanguardia en la industria de la construcción”.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad