Publicidad
Publicidad

La construcción mexicana ve deflación si continúa la recesión en el sector

En junio, la tasa de inflación al constructor fue la más baja en cinco años debido a la contracción de la demanda, explica un análisis del Centro de Estudios Económicos del Sector Construcción.
grúa construcción
La tasa de inflación al constructor se ubicó en 3.1% anual, el mes pasado, la más baja desde junio de 2014, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

CIUDAD DE MÉXICO. La tasa de inflación al constructor de junio, la más baja en cinco años es resultado del ciclo recesivo que atraviesa el sector mexicano y de no repuntar puede registrarse incluso una deflación en los próximos meses, de acuerdo con un reporte del Centro de Estudios Económicos del Sector Construcción.

La tasa de inflación al constructor se ubicó en 3.1% anual, el mes pasado, la más baja desde junio de 2014, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este comportamiento de los precios se debe a una contracción de la demanda ante la recesión que atraviesa el sector, detalla el reporte del Centro de Estudios de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

De darse un repunte en el segundo semestre del año, el crecimiento de los precios en los insumos de la construcción se ubicará en un rango entre 3 y 5% anual para todo 2019, según el documento. Pero si no se da este escenario, el Ceeesco estima deflación.

En el primer trimestre, el Producto Interno Bruto del sector (PIB) aceleró su caída de 1.9% anual del último trimestre de 2018 al contraerse 2.7% anual con cifras desestacionalizadas. Con ello hiló dos periodos consecutivos de contracción.

Lee: Los constructores recortan su previsión de crecimiento del sector en México

Publicidad

En abril pasado, la actividad de la industria ligó tres meses consecutivos a la baja en términos anuales, al caer 1.5 por ciento. No obstante, frenó su descenso luego que en marzo se contrajera 5.4%, su peor nivel desde julio de 2013, de acuerdo con cifras desestacionalizadas del Indicador Global de la Actividad Económica.

El reporte del Ceesco menciona la caída de 16.4% anual, en términos reales, de la inversión física presupuestaria en enero-mayo, como otro factor que ha incidido en la recesión y en los precios. Este escenario, "reduce o posterga el número de proyectos de infraestructura que potencialmente incrementarían la demanda de insumos".

Señala, además, que las tasas de interés se han mantenido altas y eso inhibe la realización de nuevos proyectos con capital privado. El Banco de México (Banxico) dejó la tasa de referencia en 8.25% a finales de junio, su mayor nivel en los últimos 10 años.

Un factor adicional, explica el reporte, es la caída de 41.1% anual en el precio del commodity aleación rolada en caliente durante junio en los mercados internacionales del acero.

Lee además: La inflación al constructor toca su tasa más baja en cinco años

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad