Publicidad
Publicidad

La figura de Corresponsable de Obra está en peligro de extinción

El Reglamento de Construcciones de la CDMX requiere su firma para varios trámites, pero apenas hay un centenar de ellos acreditado, lo que hizo que duplicaran sus tarifas después de los sismos.
casco en obra
Pese a que aparecen como una figura fundamental para la manifestación de construcción y otros trámites en la Ciudad de México, apenas hay 100 Corresponsables de Obra registrados en la Seduvi.

NOTA DEL EDITOR. Este contenido fue publicado originalmente en la edición Los Proveedores más Rebeldes de la revista Expansión, correspondiente a noviembre de 2018.

Paola Domínguez, arquitecta de Abre Promotora, mandó 40 solicitudes para que un corresponsable de seguridad estructural (CSE) revisara la obra de unas viviendas y poder ingresar la responsiva que exige la delegación. Sólo le contestaron cuatro.

Pese a que aparecen como una figura fundamental para la manifestación de construcción y otros trámites en el Reglamento de Construcciones de la Ciudad de México, apenas hay 100 CSE registrados en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), y solo alrededor de 60 están activos, explica Efrén Muciño, presidente de la Asociación de Directore Responsables de Obra, Corresponsables y Peritos en Desarrollo Urbano.

"Pocos se atreven ya a tener ese registro. La amenaza constante y la responsabilidad que recae en firmar una responsiva, que puede llegar a tener pena de prisión, hace que se restrinjan estas cualidades que tienen los ingenieros y que desistan de ser corresponsables en seguridad estructural", explica Muciño, para quien durante el último año hubo una persecución contra estos profesionales.

A raíz de los sismos de septiembre de 2017, se multiplicaron las noticias de directores responsables de obra y corresponsables vinculados a juicios por derrumbes de edificios. En un caso, las autoridades detectaron que los planos que se habían presentado en la delegación no correspondían con el proceso constructivo. En otro, el corresponsable de instalaciones Jaime Smith Ríos fue acusado de firmar responsivas en las que avalaba la seguridad estructural de un edificio, pese a que no era su competencia.

Lee: Director Responsable de Obra ¿para qué?

Publicidad

El CSE Enrique de Legarreta señala que esta situación alejó a la profesión de la sociedad. "La responsabilidad que tomamos es muy alta y siempre hay riesgos de sismos, inundaciones u otros problemas de la naturaleza, y ante cualquier cosa que pase nosotros somos los que tenemos que responder, tenemos nuestra firma empeñada".

Pablo Francisco Peña Carrera, otro de los CSE registrados ante Seduvi, coincide en que la remuneración no compensa la responsabilidad que conlleva, y eso pesa en el hecho de que menos profesionales accedan a este título.

Aumento de precios

Los sismos no solo hicieron que hubiera menos CSE dispuestos a firmar, sino que además aumentaron el número de edificios que necesitaban ser revisados antes de volver a operar, por lo que los precios se duplicaron, señala Legarreta.

"Al haber más demanda, los precios suben y nosotros nos volvemos más selectivos: yo no puedo firmar 40 obras, porque no soy capaz de supervisarlas, no tengo capacidad de hacer tanto trabajo, y escojo las que sean más grandes y me paguen más".

Publicidad

Eso ha llevado a que muchos constructores tarden tiempo en conseguir la firma y haya retrasos en las obras. “Hay un problema de déficit", señala el CSE.

También te puede interesar: Monumentos a la impunidad: la ilegalidad en la construcción en CDMX

"Ahora aprendieron que están muy comprometidos con cuestiones legales, nadie da ya un dictamen si no está muy seguro", advierte José Luis Nava, experto en fiscalización de obras y miembro de la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros.

Muciño agrega que la responsabilidad debería estar repartida entre todos los que intervienen en una obra. "Se suspendieron 11 artículos del reglamento y dejaron la responsabilidad plena al CSE. No deberíamos ser responsables de todo; deberían verlo como una responsabilidad más amplia que incluya a desarrolladores, empresas de supervisión y a las mismas autoridades. Pero cuando ocurre un derrumbe nos buscan como si fuéramos delincuentes. Por eso lo pensamos dos veces antes de firmar".

"Somos una figura en extinción", resume Legarreta.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad