Publicidad
Publicidad

López Obrador designa al responsable de la obra en Santa Lucía

Andrés Manuel López Obrador designó al ingeniero agrónomo Sergio Samaniego como el director de obra de Santa Lucía y Gerardo Ferrando Bravo será director general de Grupo Aeroportuario Mexicano.
Sergio Samaniego
Sergio Samaniego - (Foto: Cuartoscuro)

Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, designó a Gerardo Ferrando Bravo como próximo director general de Grupo Aeroportuario Mexicano y a Sergio Samaniego como futuro director de obra para Santa Lucía.

Javier Jiménez Espriú, futuro secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), informó que en la designación hecha por el presidente electo, Sergio Samaniego se hará cargo de toda la revisión y del proyecto del aeropuerto en Santa Lucía, y empezará a buscar a los empresarios.

Mientras que el Grupo Aeroportuario Mexicano, del que Gerardo Ferrando será responsable, se hará cargo del Aeropuerto de la Ciudad de México, el que será cancelado en Texcoco y el de Santa Lucía.

Explicó que -por instrucciones del presidente electo- Alfonso Romo, próximo jefe de la Oficina de la Presidencia, y Carlos Urzúa, se reunirán con los contratistas del proyecto en Texcoco para plantearles la opción del aeropuerto en Santa Lucía.

Precisó que se les solicitó establecer contacto con los grupos financieros para reiterar que el gobierno entrante honrará y garantizará los compromisos, y confían en que no haya complicaciones.

Leer: Prodemex también respetará la cancelación de Texcoco

Publicidad

Jiménez Espriú detalló que han recibido señales de que los contratistas están en la mejor disposición de sentarse con ellos a platicar, por lo que ya se empezó a hacer contacto para iniciar las reuniones y organizar todo lo conducente a la nueva decisión.

Estas obras contemplan la construcción de dos pistas en el Aeropuerto de Santa Lucía, la modernización del de la Ciudad de México y de Toluca, en el marco de un sistema aeroportuario.

Javier Jiménez Espriú aseguró que se les pagará todo lo que han hecho de obra y los gastos no recuperables vinculados con el contrato.

Sobre los pobladores de la región de Santa Lucía, que declararon no haber sido consultados para el aeropuerto, Espriú agregó que el responsable del proyecto estará en contacto con la población y atenderá todas las inquietudes.

Los contratos en la zona de Texcoco se clausurarán, porque ya se tomó la decisión de no continuar con la obra por considerar que está ubicada en un lugar inconveniente, es excesiva y ha tenido impactos muy importantes y por interés nacional, dijo el futuro titular de la SCT.

Espriú comentó que ya iniciaron con algunos estudios del proyecto de Santa Lucía y agregó que otros empezarán formalmente en el momento en que entre el nuevo Gobierno, como el diseño del espacio aéreo.

De acuerdo con Jiménez Espriú, López Obrador les pidió que las obras estén listas en tres años en Santa Lucía, por lo que trabajarán a marchas forzadas, pero eso no impedirá que las cosas se hagan como debe ser.

Recomendamos: Contratistas del NAIM acuerdan apoyar la decisión de López Obrador

Por su parte, Sergio Samaniego, ingeniero agrónomo, comentó que es posible tener el aeropuerto de Santa Lucía en tres años como lo solicitó el presidente electo y realizará las acciones para que concluya bajo todas las normas.

Ingeniero agrónomo

Samaniego es egresado de la Universidad Autónoma Chapingo y experto en avalúos.

Ocupó diversos cargos dentro del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin), el más alto de los cuales fue el de director de Avalúos. También ha formado parte de distintas organizaciones civiles de ingenieros.

Desde 2015, había sido opositor a la obra en el Lago de Texcoco, cuestionando principalmente lo blando del suelo de ese terreno.

Durante estos años, junto con el ingeniero José María Riobóo, dueño de Grupo Riobóo y a quien el presidente electo considera uno de los mejores estructuristas del mundo, Samaniego Huerta se ha dedicado a cuestionar la obra de infraestructura más grande emprendida por el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Junto con Riobóo, escribió el libro Sistema Aeroportuario del Valle de México, publicado por la editorial Miguel Ángel Porrúa.

Texcoco: espacio útil

Javier Jiménez Espriú declaró que hasta el momento no saben qué harán con las obras de Texcoco, pero verán qué es útil y cómo se puede hacer.

En este sentido, dijo que Gerardo Ferrando creará un grupo especial con expertos en diferentes materias para ver cuál será la mejor utilización de la obra existente y que se hará para restaurar algunos de los impactos negativos que tuvo la obra en los alrededores.

Planean que este espacio sea útil, sustentable y sostenible para la comunidad, así como tratar de mitigar impactos en la zona, por ejemplo restaurar y volver a su vocación original el Lago Nabor Carrillo, además de que continuarán con obras hidráulicas correspondientes para evitar inundaciones.

Leer: Alertan también de crisis de agua y ambiental por plan Santa Lucía

 

 

 

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad