Publicidad
Publicidad

El Tren México-Toluca será clave para el sistema aeroportuario de AMLO

Al cierre del ejercicio presupuestal del próximo diciembre, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes prevé que la obra tenga un avance superior a 98% en el tramo Zinacantepec-Santa Fe.
tren mexico toluca
tren mexico toluca - (Foto: Adriana Uribe)

El Tren Interurbano México-Toluca, que será concluido 2019, será una pieza clave para que el sistema aeroportuario que conformarán la base aérea de Santa Lucía, el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y el de Toluca, pueda funcionar de forma eficiente. 

El Aeropuerto Internacional de Toluca puede ampliar su capacidad actual a 8 millones de usuarios, ha dicho el próximo presidente Andrés Manuel López Obrador, y por ello es necesario agilizar los traslados entre la ciudad y la capital de Estado de México.

Bajo ese escenario, la operación del Tren México-Toluca -cuyos procesos de planeación, construcción y costos han sido cuestionados-, en diversas ocasiones sería fundamental.

Más información: Un 'gran hermano' vigilará la seguridad del Tren México-Toluca

La construcción del nuevo sistema se concluirá en 2019, de acuerdo con la comparecencia de Gerardo Ruiz Esparza, actual secretario de Comunicación y Transportes, ante la Cámara de Diputados la semana pasada, como parte de la Glosa del VI Informe de Gobierno.

De acuerdo con el funcionario el Tren Interurbano México-Toluca de alta velocidad proyecta dar servicio diario a 230,000 pasajeros, en un recorrido de 58 kilómetros entre Zinacantepec y Observatorio.

Publicidad

El tren contará con un bitúnel de 4.7 kilómetros, dos terminales, cuatro estaciones y 30 trenes de cinco vagones.

Las vías del Tren México-Toluca son sostenidas por 1,400 columnas y cada una soporta una trabe de 600 toneladas.

Bajo cada columna hay zapatas de siete por siete metros y cuatro de espesor. En cada zapata hay otras columnas que alcanzan entre 20 y 60 metros de profundidad. Cada columna equivale a la altura de un edificio de 20 pisos.

Al cierre del ejercicio presupuestal del próximo diciembre se tiene programado que la obra tenga "un avance superior al 98% en el tramo de 50 kilómetros de Zinacantepec-Santa Fe", detalló Ruiz Esparza ante los diputados.

Informó que a causa de diversos bloqueos realizados por motivos sociales, dos trabes -cada una con un peso de 1,200 toneladas-, que ya estaban en proceso de fraguado, quedarán inutilizables. Su reposición tomará 15 días con un costo de 10 millones de pesos por trabe. Eso, dijo, genera retrasos en la entrega de dos de las terracerías y un viaducto elevado.

Lee: El Tren México-Toluca operará al 100% hasta el 2020

Agregó que al tramo de siete kilómetros de Santa Fe a Observatorio, a cargo del Gobierno de la Ciudad de México, se le asignaron la totalidad de los recursos para su conclusión en junio del 2019.

En septiembre pasado, el funcionario saliente estimó que el Tren Interurbano iniciará operaciones con pasajeros en el segundo semestre de 2019, pero solo en el tramo de Zinancantepec a Santa Fe.

Ese mismo mes, Guillermo Nevárez, director general de Transporte Ferroviario Multimodal de la SCT, dijo que el sistema de transporte operará en su totalidad hasta 2020.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad