Publicidad
Publicidad

¿Cancelar el NAIM costará lo mismo que terminarlo? Esto dice el Imco

Un análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad revela que solo el pago a los inversionistas y la liquidación de los contratos costará como mínimo 270,000 millones de pesos.
naicm-avance
naicm-avance - (Foto: Cortesía SCT)

La cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco costará 270,000 millones de pesos (mdp); el 94% de lo que hubiera costado terminar el proyecto, según cálculos del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

Aunque hasta ahora solo se había hablado de 120,000 mdp, esa cantidad apenas corresponde a la primera parte de la cancelación, es decir, lo que ya se entregó a los proveedores, lo que está comprometido para la liquidación de trabajadores y para el pago de penas.

Pero además, es necesario devolver los 149,000 mdp que el Grupo Aeroportuario comprometió en bonos verdes y Fibra E con inversionistas nacionales e internacionales.

"Ese dinero también se tiene que regresar a los inversionistas", explica Ana Martínez, investigadora del Imco.

Lee: Ellos pierden con la cancelación del Nuevo Aeropuerto en Texcoco

Publicidad

El costo total de la construcción del Nuevo Aeropuerto estaba actualizado a la fecha en 285,000 millones de pesos.

Esta institución considera que esta cifra responde al mínimo que habría que pagar, ya que además hay que considerar otros tres puntos. Por un lado, los inversionistas tienen derecho a reclamar el pago de intereses por la cancelación anticipada de esa deuda. Segundo, el costo de los litigios por cancelación injustificada de contrato.

Como ejemplo, Martínez cita el tren bala a Querétaro, del que han pasado cinco años desde su cancelación y sigue en litigio.

Por último, el costo de las medidas para remediar toda la construcción que ya se hizo. Aunque la Secretaría de Comunicación y Transporte señaló que serían en torno a 60,000 mdp, la cifra no está basada en un proyecto ejecutivo.

"El costo ascendió muchísimo y puede seguir aumentando por los costos de litigios en tribunales nacionales e internacionales y su remediación", advierte la investigadora.

Publicidad

El análisis legal del IMCO apunta a que la cancelación es injustificada, ya que no hay ninguna excepción en la ley que permita avalarla. "Realmente va a ser bastante fácil para los tribunales dictaminar que sí fue una cancelación injustificada y que no solo hay que pagar a los contratistas lo que ya hicieron, sino también daños y perjuicios".

"Se hablaba de cancelar Texcoco por el costo enorme que representaba su construcción y ahora realmente nos va a salir más caro habilitar Santa Lucía que terminar Texcoco", agrega Martínez.

Más información: Hasta 120,000 mdp costará cancelar Texcoco, advierte el GACM  

Una transición incierta

El gobierno electo todavía no ha dicho cómo se va a pagar el costo de esta cancelación, ya que si bien anunció que disponía de 4,000 millones de dólares para estos gastos, esta cantidad solo cubriría una parte de lo que se debe, según el Imco.

Publicidad

"Son preguntas que el gobierno no está contestando y lo más preocupante es que puede que todavía no tengan las respuestas".

La organización también señala que mientras en el esquema de financiamiento del nuevo aeropuerto solo 10% del capital procedía de recursos públicos, para la construcción de las dos pistas nuevas en la base militar de Santa Lucía una parte mayor "tendría que venir de recursos públicos".

La recomendación del Imco es resolver la cancelación antes de poner la primera piedra en Santa Lucía.

"El desafío es inminente: cómo vas a decirle a los proveedores que por favor vengan a Santa Lucía, cómo vas a ir al mercado de crédito si acabas de echar las inversiones para atrás. Es un tema de afectación a la credibilidad del gobierno para pagar sus compromisos; eso va a afectar a Santa Lucía y a otros proyectos futuros", dice la investigadora del Imco.

 

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad