Publicidad
Publicidad

Oaxaca todavía enfrenta los estragos del sismo de hace 1 año

VIDEO 79 escuelas de Juchitán siguen en espera de su reconstrucción, mientras que cientos de familias no tienen casa.
oaxaca-sismo
oaxaca-sismo - (Foto: Cuartoscuro)

La devastación que dejó el sismo del 7 de septiembre de 2017 en Juchitán, Oaxaca, todavía es una postal cotidiana.

A un año del desastre natural, la ciudad sigue llena de escombros y la mayoría de las viviendas que resultaron con daños continúan afectadas, expuso la presidenta municipal, Gloria Sánchez.

Leer:  Ya fueron pagados 87.4% de los seguros de hipotecas causados por los sismos

“Hay personas que no tienen techo, se vive en aguas negras”, dijo hoy viernes en entrevista con Radio Fórmula.

Respecto a los apoyos que ha recibido el municipio, tanto del gobierno estatal como del federal, la alcaldesa dijo que han llegado pero que han sido insuficientes para atender la tragedia, pues aún existen 5,200 familias sin atender.

“No existe un plan integral de reconstrucción de esta ciudad que incluya viviendas, escuelas, comercios, edificios históricos, públicos, en general la infraestructura urbana", acusó la alcaldesa.

Publicidad

Leer:  Oaxaca ha reconstruido más de 2,000 casas tras los sismos de 2017

Según cifras oficiales, en Oaxaca los daños del movimiento telúrico de hace un año afectaron a 65,044 viviendas, mientras que en Chiapas fueron 46,773.

Según el último informe del presidente Enrique Peña Nieto, el Gobierno otorgó más de 7,362 millones de pesos (mdp) a Oaxaca y más de 5,323 mdp a Chiapas, para las labores de reconstrucción. Sin embargo, existen cuestionamientos sobre el destino final de los recursos.

“Hay cientos de familias que no fueron incluidas y siguen viviendo en las calles, en los patios de sus casas, en improvisados campamentos", aseguró Magali Sánchez, representante de la Red Regional de Vecinos Afectados en Juchitán, a la agencia AFP.

Leer:  Analizan el estado de los murales de la SCT antes de su traslado

Sara Méndez, coordinadora de la organización no gubernamental Código DH, acusó —también en declaraciones a AFP— que en el gobierno estatal, a cargo de Alejandro Murat, se perdió un fondo de 10 mdp, además de que se desconoce qué pasó con los recursos que serían destinados a Chiapas.

Mientras tanto, en el Senado de la República, Susana Harp, legisladora por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), presentó un punto de acuerdo para exigir a las secretarías de Gobernación, de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano, de Comunicaciones y Transportes y de Educación que informen sobre el ejercicio de los recursos destinados a la reconstrucción de viviendas, carreteras y escuelas.

Niños estudian entre la improvisación

El panorama para las escuelas que resultaron con daños en Juchitán tampoco es alentador.

Leer: U n tercio de los hogares en México necesitará remodelación en 12 años

Los niños estudian entre aulas improvisadas, mientras que algunos no pudieron regresar a clases debido a los gastos que las labores de reconstrucción han generado para sus familias, quienes han tenido en algunos casos que arrendar viviendas.

La procuradora del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Juchitán, Oaxaca, Coyolicatzin Aquino Castillo, reconoce que no existen cifras certeras sobre el número de familias afectadas y mucho menos de los menores de edad.

“Son pocas las familias que se han reconstruido, pocas las familias que se han reintegrado a un domicilio, es muy lento el avance. Y el principal problema es que no hay un apoyo directo para cada una de esas familias. El apoyo económico fue insuficiente, ya no hay despensas y la gente sigue teniendo las mismas necesidades”, comentó a Notimex.

Leer:  Aseguradoras han pagado 60% de los daños por los sismos de 2017

En el municipio, alrededor de 80 escuelas tuvieron daño total y de estas solo una, el Centro Escolar Juchitán, ha sido reconstruida, con apoyo del Ejército. Otras se encuentran en proceso de recuperación, mientras que hay otras que continúan entre escombros y sin una definición sobre su posible demolición.

Ante la situación, en el Deportivo Binniza se instalaron aulas temporales de lámina para recibir a los alumnos de la escuela 5 de Septiembre, cuyo director Carlos Castillo reconoce afectaciones al aprendizaje de los menores por retrasos en el avance de los contenidos educativos.

Recomendamos:  La CDMX libera recursos para rehabilitar 25 multifamiliares

“Hemos trabajado con algunas instituciones sobre todo en la cuestión psicológica para apoyar a los niños, lo que los ha ayudado a entender que se trata de fenómenos naturales que nadie va a detener y que hay que aprender a vivir con ellos”, explica a Notimex.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad