Publicidad
Publicidad

El plan de Jiménez Espriú para evitar la corrupción en obra pública

Javier Jiménez Espriú busca dejar atrás episodios como la cancelación del Tren México-Querétaro y el socavón del Paso Exprés. El propuesto como secretario de Comunicaciones y Transportes explica la hoja de ruta.
javier jimenez espriu
javier jimenez espriu - (Foto: Reuters)

El ingeniero Javier Jiménez Espriú lleva varios años y caminos recorridos al lado del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. No ha sido un recorrido de escritorio —dice—, sino de territorio. En ese trayecto, ha identificado lo que considera las prioridades en materia logística y de infraestructura en el país, pero también una de las quejas más recurrentes de la iniciativa privada: la corrupción.

Hasta el momento, en las múltiples reuniones con diversos gremios ligados al sector, asegura haber encontrado un común denominador: total apertura a trabajar en contra de los actos corruptos en el rubro de la construcción. "Creo que eso nos va a dar un potencial enorme", dice en entrevista.

Sin embargo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a la que Jiménez Espriú llegará en diciembre —cuando arranque la administración lopezobradorista—, no deja un buen precedente.

Durante el sexenio que está por terminar, se canceló la licitación del tren México-Querétaro, en medio de señalamientos por posibles irregularidades. Además, el socavón que se formó en el Paso Exprés de Morelos, a solo semanas de su inauguración, provocó la muerte de dos personas, y también se registraron retrasos y sobrecostos en numerosas obras públicas.

Lee: Así es como Jiménez Espriú quiere hacer obra pública en México

Jiménez Espriú busca dejar atrás episodios de ese tipo y espera que, tras más de tres décadas en las que no ha habido ingenieros al frente de la SCT, la situación de la dependencia federal comience a cambiar con su llegada.

Publicidad

"Somos ingenieros y estamos acostumbrados a un proceso constructivo muy claro, a planear, definir prioridades, tiempos y montos, y ajustarnos a todo eso. Lo que haremos es buscar que las soluciones sean de alta calidad pero austeras, congruentes con las necesidades del país", asegura.

La actual administración deja muchos escándalos relacionados con la corrupción en infraestructura. ¿Qué garantía se tiene de que esto no sucederá en el futuro?

Podría sonar demagógico, pero la garantía es esto que estamos expresando y llevarlo a cabo puntualmente y sin ningún tipo de falsedad, vamos a trabajar.

Llevamos muchos años haciendo las cosas y hasta ahora no tenemos ningún punto en que se diga que lo hacemos mal o algo por el estilo. Creemos que tenemos autoridad moral para decir que no habrá corrupción, además de antecedentes laborales que nos permiten pensar que vamos a hacer las cosas lo mejor posible.

¿Van a investigar los contratos que otorgó la SCT con Gerardo Ruiz Esparza al frente? ¿Habrá castigos?

Nosotros al recibir las cosas tendremos que revisar lo que nos entregan. Obviamente a partir de que nosotros lo recibamos asumimos la responsabilidad del caso, y entonces sí vamos a investigar que todo esté en orden. Lo que no esté en orden, pues llamaremos a las instancias correspondientes, lo transferiremos para que se tomen las medidas correspondientes.

No me tocaría a mí decirle si vamos a perseguir a alguien, yo no lo haré, ni aplicaré sanciones, no me toca. Si yo detecto que algún contrato está mal, lo envió a las instancias correspondientes para que apliquen las sanciones que tocan.

Lee más: Ésta será la ruta del Infonavit bajo el Gobierno de AMLO

¿Qué medidas aplicará en la SCT para evitar la corrupción?

Las primeras son de carácter cualitativo. Estoy buscando colaboradores que cumplan con tres características que nos encargó el licenciado López Obrador. Una que vale seis puntos de 10 es que (el funcionario) sea y tenga el antecedente de absoluta honestidad; el otro 30%, que tengan vocación de servicio público, y el 10% restante, que sepan de su asunto.

Si van a llevar a cabo labores de ingeniería, que sean ingenieros; si van a hacer temas contables, que sean contadores, que no pongamos a los abogados a hacer carreteras.

Primero, profesionalizar las cosas y garantizar que las personas que vayan sean íntegras en lo más amplio del término. El segundo punto es la contratación pública. Utilizaremos mecanismos de contratación que sean transparentes y vamos a aplicar la tecnología de forma clara, de modo que todo deberá estar presente en las páginas de la secretaría en tiempo real.

Buscaremos que haya una simplificación de las normas para que no se compliquen las cuestiones de la honestidad, y seremos implacables cuando se descubramos que hay cuestiones fuera de lo debido.

Habrá en las nuevas reglas de juego tarjetas rojas para los que cometan alguna cosa y serán conducidos a las instancias que sigan, en función de la culpa que tengan en alguna cuestión irregular. Esto será tanto para funcionarios de la secretaría como para los contratistas, quienes deberán ajustarse plenamente a las cosas.

¿Qué pasará con las adjudicaciones directas?

Trataremos de que las adjudicaciones directas sean completamente excepcionales, que todo sea por licitación. Buscaremos que las licitaciones sean ágiles para que nos permitan trabajar y vamos a pedir, independientemente de las normas que existen en cada contrato, un testigo social.

También pediremos a las sociedad y a ustedes (los medios) que se organice la sociedad en observatorios ciudadanos que den seguimiento a los contratos y obra que haga falta, entre otras muchas cosas.

Más información: La Cofece lanza propuesta anticorrupción en licitaciones públicas

¿Habrá colaboración con organizaciones que ya han trabajado en temas de corrupción?

Naturalmente, cualquier organismo que haya hecho una práctica, estudio o tenga una propuesta para mejorar esta situación será bienvenido. El IMCO (Instituto Mexicana para la Competitividad) ha hecho estudios al respecto y tiene algunas propuestas, nos reuniremos con ellos y todas aquellas propuestas que sean instrumentables las tendremos que someter a revisión. Todos los que han estado involucrados en el combate a la corrupción los invitaremos a que nos acompañen permanentemente en la vigilancia de lo que hagamos.

¿Anticipan que haya modificaciones a ley de obra pública?

Probablemente sí, no podría adelantarle nada. Lo que me han dicho los funcionarios y contratistas con los que he platicado es que es deseable darle una revisada. Ya hay propuestas que tienen unos y otros, y vamos a ver si podemos quitar algunos escollos que tiene la ley.

 

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad