Publicidad
Publicidad

Casa del Árbol

Sin bardas y construida alrededor de dos árboles, la Casa del Árbol en Mérida es un proyecto de Vivienda Residencial que compite por ser la Obra del Año 2018.
Casa del �?rbol
Casa del �?rbol - (Foto: Cortesía del despacho.)

Sin bardas, como una casa yucateca tradicional, la identidad del proyecto Casa del Árbol gira alrededor de las prácticas vecinales de la subcomisaría Xcumpich, en Mérida, y de un icónico árbol Pich de más de 80 años.

La casa está construida alrededor de dos árboles y se optó compartir la vegetación para fomentar las prácticas vecinales de la región.

Al abrir sus espacios libres y conectarlos a la vida vecinal y parroquial del pequeño pueblo, el reto quedó en la privacidad. Los arquitectos lo resolvieron con el uso inteligente de niveles y vegetación baja.

La casa convive con el contexto exterior. Por lo tanto, los espacios se tiñen de la identidad del pueblo. Se retroalimentan el uno al otro sin irrupción de bardas y eso genera más convivencia y más comunidad.

Publicidad

El acceso se da en un eje girado, lo que enmarca al árbol como actor principal, vestibulando los espacios públicos y los privados.

El proyecto busca unificar el contexto social con el urbano a través del respeto a los usos y costumbres de los vecinos y del papel de la vegetación y los árboles como espacios públicos donde los vecinos conviven bajo su sombra.

La disposición en 'L' de la casa genera vistas desde casi todos los espacios, exceptuando la recámara principal, en donde se creó un jardín privado.

Los acabados del proyecto son iguales o similares a los de su contexto, en su mayoría naturales. A través de ellos se buscó crear ambientes y sensaciones en cada espacio, disminuir la temperatura en épocas calurosas y reducir costos de producción.

FOTOS: Cortesía del participante

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad