Publicidad
Publicidad

El bitúnel del Tren México-Toluca requirió 12,000 planos

Mientras perforaban la tierra, las dos máquinas tuneladoras también armaban e instalaban los 6,312 anillos de dovelas que conformarán el bitúnel por donde circulará el tren.
tuneladora tren mexico toluca
tuneladora tren mexico toluca - (Foto: Cortesía SCT)

La tuneladora La Mexiquense, utilizada en la construcción del bitúnel del Tren Interurbano México-Toluca, concluyó trabajos el martes, con lo cual finalizan los trabajos de excavación para el proyecto subtérraneo que requirió más de 12,000 planos.

Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), atestiguó la conclusión de las obras de La Mexiquense, que junto con la tuneladora La Marquesa, construyeron los dos túneles que suman 9.4 kilómetros en el cerro de Las Tres Cruces.

Para la realización del proyecto se elaboraron 12,000 planos y se requirieron más de 4 millones de horas de ingeniería. La ruta del tren tendrá una longitud total de 58 kilómetros, informó Guillermo Nevarez Elizondo, director general de Desarrollo Ferroviario y Multimodal de la SCT.

Explicó que el Tren Interurbano México-Toluca será el primero de alta velocidad en América y comunicará a las ciudades de México y Toluca mediante dos terminales (Zinacantepec y Observatorio) y cuatro estaciones intermedias, Pino Suárez, Tecnológico, Lerma y Santa Fe.

A mediados de junio la SCT dio a conocer que el Tren Interurbano México-Toluca iniciará operaciones a mediados del 2019, pese que todavía en febrero pasado se anunciaba que quedaría listo este 2018.

Publicidad

La tecnología de las tuneladoras empleadas permitió realizar los trabajos sin daño al medio ambiente, de acuerdo con la dependencia. 

Lee: El Tren México-Toluca comenzará a rodar hasta mediados de 2019

Las tuneladoras excavaron un primer túnel de 4,719 metros, mientras que el segundo túnel fue de de 4,740 metros de longitud y 8.57 metros de diámetro, mismo que se reducirá a 7.50 metros por la instalación de las dovelas.

Mientras perforaban, ambas máquinas también armaban e instalaban los 6,312 anillos de dovelas que conformarán el bitúnel por donde circulará el tren. El equipo laboró las 24 horas los 365 días, en tres turnos. Cada máquina tuvo por turno 30 técnicos especializados nacionales y extranjeros.

Entre las ventajas del uso de la maquinaria están: conservación del medio ambiente, ya que cuenta con una estructura metálica que permite colocar anillos de concreto para proteger el terreno que la rodea y trabaja en EPB evitando afecciones al nivel freático.

Además, permitió la estabilidad del suelo, al reducirse el movimiento, así como las vibraciones de tierra, por lo que la generación de emisiones atmosféricas como polvo o gases fue mínima. Cada una de las tuneladoras extrajo alrededor de 285,000 metros cúbicos de material.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad