Publicidad
Publicidad

Monumentos a la impunidad... al descubierto en la CDMX tras el sismo

El sismo del pasado 19 de septiembre puso a prueba la calidad, la reglamentación y la ética de empresas y reguladores en la industria inmobiliaria de la Ciudad de México.
portada-538-sismo
portada-538-sismo - (Foto: Especial)

Obras identificó 5 modus operandi de la colusión entre autoridades y desarrolladores. Construcciones que no respetan los programas delegacionales de desarrollo urbano, el patrimonio histórico o ambiental son comunes en la Ciudad de México. Para darles vida se recurre a diversas estrategias que avalan su obra. 

Al revisar la historia de algunas obras señaladas por irregularidades es posible identificar que éstas son el escenario de muchos protagonistas: autoridades delegacionales y del Gobierno de la CDMX, Directores Responsables de Obra (DRO), gestores, constructores, jueces y notarios. Todos forman una cadena que sostiene las obras 'chuecas', como las bautizó un grupo de ciudadanos.

El Departamento de Sismología de la UNAM encontró que la aceleración del sismo de 2017 fue casi dos veces mayor que la de 1985, y que la amplitud de las ondas sísmicas, de menos de dos segundos, fue en promedio cinco veces más grande. Esto explica en parte que los edificios de menores alturas colapsaran y los grandes rascacielos se mantuvieran en pie.

Lee: Constructores mexicanos llaman a revisar normas tras el terremoto

En suelo firme, "los edificios de uno a 12 pisos experimentaron una aceleración dos veces mayor a 1985 […]. Por otro lado, edificios de entre 12 y 20 pisos experimentaron una aceleración promedio 30% menor a la de 1985".

El estudio concluye que "hasta el momento no hay indicios de que las fuerzas de diseño vigentes en el Reglamento de Construcción de la Ciudad de México se hayan excedido durante el sismo del 19 de septiembre de 2017".

Publicidad

El análisis destaca que el reglamento no obliga a reforzar las estructuras antiguas. "Los daños observados se explican mejor con la falta de observancia de las normas, más que por posibles deficiencias del reglamento actual".

La revista Obras está a la venta en Sanborns y Vips. También puedes descargar la versión digital en Magzter.

Para que esto haya ocurrido, se requiere la participación activa de más de una persona. Se requiere un mal empresario, un mal servidor público y compradores sin interés en revisar el inmueble que están comprando.

El boom inmobiliario ha generado que tengamos una oferta comercial donde no necesariamente podemos revisar su historial, más allá del precio que se va a pagar.

Éste el tema central del más reciente edición de Obras, corespondiente al 15 de octubre de 2017.

Entérate: Constructoras se deslindan de daños a edificios nuevos por sismo

Además, en el ámbito de la infraestructura, Obras presenta un análisis de los proyectos carreteros de más de 100 millones de pesos en la última década. Dos sexenios, uno de condiciones económicas favorables y otro de grandes planes y logros magros.

En este número también se despliegan a detalle las tres Obras de Impacto Región Norte 2017; los proyectos en construcción que transformarán esa región mexicana.

Además, la revista presenta una entrevista exclusiva con Frida Escobedo, quien asegura que "es importante rodearte de gente que te cuestione, que te rete, que te enseñe cosas y de quien puedas aprender".

En a edición del 15 de octubre de Obras también encontrarás:

  • Obras del mes: Cushman & Wakefield
  • Más capital, menos empleo
  • La oportunidad del Caribe mexicano
  • Parques temáticos, el valor de la diversión
  • Movilidad en ascenso
  • Grúas: en apoyo a la verticalidad
  • Testigo Urbano: MUSAC

La revista Obras está a la venta en Sanborns y Vips. También puedes descargar la versión digital en Magzter.

 

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad