Publicidad
Publicidad
obras-de-impacto-2017-desktop.jpg

El fallecido arquitecto Agustín Landa recibe premio #ObrasdeImpacto

Por su pasión y aportaciones a la arquitectura moderna Agustín Landa Vértiz fue galardonado de manera post mortem durante la premiación Obras de Impacto Región Norte de México 2017 de Obras.
agustin-landa
agustin-landa - (Foto: Cortesía Agustín Landa)

La arquitectura de Monterrey no podría concebirse sin las torres y terrazas que ideó Agustín Landa Vértiz, arquitecto mexicano que falleció el 6 de febrero de 2015, construcciones que se han convertido en iconos de una de las metrópolis más importantes de México.

Por sus contribuciones a la arquitectura, Obras de Impacto 2017 le otorgó la noche del 10 de agosto el Premio Arquitectura post mortem, el cual fue recibido por su esposa Carmen Ruiloba y su hijo Agustín Landa Ruiloba.

"Mi papá fue el primer arquitecto en construir edificios de usos mixtos, concebir un restaurante en la terraza de un tercer piso y detonar el desarrollo del centro de Monterrey, así como en diseñar un hotel boutique en la colonia Del Valle, en la Ciudad de México. Fue un gran ejemplo y amigo, me enseñó lo que sé", fueron las palabras de Agustín Landa Ruiloba al recibir el galardón.

Al llegar a Monterrey, donde había dinero, pocos arquitectos y una gran necesidad de nuevas construcciones en una geografía limitada por montañas, Agustín Landa encontró una manera para que los desarrolladores maximizaran la rentabilidad de su inversión con una mejor arquitectura.

Entérate: Las 3 Obras de Impacto en Construcción 2017 en el norte de México

De ahí que César Ulises Treviño, director general de BEA, asegure que Landa Vértiz es "un referente obligado para la arquitectura moderna de Monterrey y del país, que debe tener como componentes el respeto al entorno, el uso correcto de los materiales y la eficiencia constructiva".

Publicidad

Treviño lo describe como un hombre franco, de personalidad intensa, jovial, perfeccionista, innovador, con convicciones claras y abierto a escuchar nuevas ideas.

Las obras de Agustín Landa

{galeria0}


Un guerrero

Por su parte, Carmen Ruiloba, viuda de Landa, expresó su beneplácito en recibir el reconocimiento.

"Me da mucho gusto que Agustín haya podido hacer escuela en Monterrey porque cuando llegó, él quería hacer una arquitectura a la que todavía no estaban acostumbrados aquí, había muy pocos edificios y no había inmuebles de usos múltiples; siempre estuvo luchando por la mezcla de usos. Ahora la ciudad está llena de este tipo de construcciones".

Las plazas con terrazas fueron otra aportación de Landa, corrobora Ruiloba. Le decían que en Monterrey no funcionarían por el calor; él decía que había otras en Europa y Estados Unidos en donde se utilizaron con éxito. A base de insistir y estar luchando por sus convicciones, logró hacer la primera plaza comercial, Calzada 401, la cual ha sido replicada en la ciudad.

Landa Vértiz creó una manera de ver la arquitectura diferente. "La gente se refugiaba mucho en los interiores con el aire acondicionado; por el calor le daba miedo estar en los espacios abiertos, vivir la ciudad, disfrutar los jardines o las áreas verdes", rememora.

Lee más: Continuidad y nostalgia: hasta siempre Agustín Landa Vértiz

"Agustín era un Guerrero, él creía en lo que decía. Nunca quitó el dedo del renglón, aunque muchas veces le provocó conflictos. Decía que los arquitectos tienen el privilegio de dejar en una obra tangible un legado, entonces deben pensar qué van a dejar", añade Ruiloba.

La pasión por la arquitectura

Influenciado por grandes maestros como Le Corbusier, Aldo Rossi y Louis Kahn, Landa Vértiz "no buscaba reconocimiento, sino contribuir al espacio público. Era muy terco. Algunas personas no lo contrataban por eso, pero también fue muy querido por sus alumnos y muchos clientes volvían a trabajar con él porque les daba el mejor resultado: proteger las obras", reflexiona Agustín Landa Ruiloba, quien comparte: "Mi abuelo, también arquitecto, le enseñó a mi papá a hacer mucho con poco".

Pabellón M, Monterrey. Foto: Cortesía Landa Arquitectos

Pabellón M, Monterrey. Foto: Cortesía Israel P. Vega

"Desde el padre de Agustín Landa Vértiz hasta su hijo representan un legado a la arquitectura de tres generaciones. Han creado un cambio en la manera de utilizar los materiales, no emplear tantos recubrimientos, que la estructura sea protagonista", expone Roberto Stark, quien recibió el Premio Ingeniería Estructural Obras de Impacto 2017.

"Lo que nos dejó fue su gran pasión por hacer las cosas, siempre inquieto por innovar", concluye Stark.

Patrocinado por:

 

  

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad