Publicidad
Publicidad

'México requiere dos sexenios más para tener infraestructura necesaria'

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción destacó que lo importante es que exista mucha planeación, y más cuando el país enfrenta un recorte al gasto público de inversión.
Infraestructura
Infraestructura - (Foto: Tomado de flickr/ Sir.Kmilitus)

Este gobierno no se distinguirá como el sexenio de la infraestructura, pues si bien, se aprobaron muchas reformas estructurales, entre ellas, la energética, se requieren dos sexenios más para completar las obras que requieren los puertos, aeropuertos, las franjas de desarrollo logístico que elevan el índice de competitividad del país, entre otros, afirmó Gustavo Arballo, presidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC). 

"Ya llevamos varios sexenios que denominamos de infraestructura, lo que solo dimensiona que el país requiere mucha infraestructura, la cual no se logra construir en un solo sexenio. Por ello, hablar de un sexenio de infraestructura no sería lo correcto", señaló el directivo.

Destacó que otras administraciones han sido importantes en materia de infraestructura y que el actual se suma a la lista, pues "con las reformas estructurales que se aprobaron y que no serán de beneficio inmediato, ya comienzan a atraer el apetito de las empresas y los inversionistas nacionales y extranjeros".

En conferencia de prensa, Arballo destacó que lo importante es que exista mucha planeación, máxime cuando el país enfrenta un recorte al gasto público de inversión, a fin de tener un panorama de la infraestructura que se requiere y que nunca se va a agotar por tratarse de un activo que necesita servicio, mantenimiento y refacciones.

Para ello, dijo, los gobiernos deben tener voluntad política a largo plazo para determinar qué se quiere de la industria, así como reglas claras y alianzas para que las empresas nacionales y foráneas tengan las mismas oportunidades de participar en los concursos de obra pública.

Nota:  Constructores piden que se generen reglas de participación en proyectos

Publicidad

Un avance es la elaboración del protocolo de transparencia, que ya trabajan la CMIC y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), y que refiere a los procesos de licitación y asignación de las obras públicas, que serán evaluadas de forma aleatoria por los Comités de análisis.

"El formato que llevaremos a cabo es todo aquello que no sea un inhibidor, para que al rato no caigamos en candados que vayan en contrasentido al protocolo y que no se puedan llevar a cabo las licitaciones, por estar cuidando otros aspectos", precisó Arballo. 

Entre los aspectos que se evaluarán destacan los puntajes técnicos y económicos que están establecidos en la ley para determinar los mejores proyectos, en donde no sólo se considere cuáles son los más baratos para que se les asignen las obras.

Nota:  SCT busca transparentar licitaciones con industria de la construcción

Sin embargo, Arballo acotó que el protocolo no incluye conceptos para sancionar actos de corrupción, pues se trata de acciones adicionales para que tanto funcionarios como empresas no se presten más allá de lo que está establecido en la ley. "El protocolo podría signarse en los próximos días o semanas y también debe ser aplicable a otras dependencias de gobierno”.

 

La construcción crecerá, pese a recorte

Respecto a la situación de la industria de la construcción, el presidente de la CMIC afirmó que a pesar del recorte al presupuesto, se estima que el sector crezca entre 3% y 3.5% y se creen 200,000 empleos, este año, debido a que el sector privado aumentó la participación de sus inversiones en las obras públicas, registrándose una mezcla de recursos 75% privada y 25% pública.  

Lo anterior, siempre y cuando no se presente situaciones extraordinarias adicionales relacionadas con el precio del petróleo y del dólar, y no se reactive el consumo en Estados Unidos.

Nota:  Industria de la Construcción modifica a 3.2% su crecimiento para 2015

"Hacia el segundo semestre del año sabremos hacia dónde va a emprender el gobierno. Lo importante es que las empresas estemos preparadas para cualquier cosa que suceda, es decir, que seamos cautos en no adelgazar las estructuras, independientemente de los tamaños que se tengan y en buscar siempre alternativas que nos lleven a que la industria nacional este trabajando, comentó el directivo.

Para el próximo año, la CMIC estima un panorama menos prometedor, pues aunque se cuenta con un esquema de presupuesto de egresos, que estima un crecimiento económico no menor a 3.5% y un precio del petróleo de 75 dólares el barril, habrá que esperar los resultados de la economía al cierre del tercer trimestre de este año, para prever cómo se conducirá ésta en el 2016.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad