Publicidad
Publicidad

Conaculta apoya rehabilitación de Teatro Ricardo Castro en Durango

De cinco etapas de rehabilitación, en la primera fase se contempla el cambio de cubierta de nave principal por multitecho, instalación de aire acondicionado, instalación eléctrica, sistema de refuerzo electroacústico, y sistema de iluminación.
Teatro Ricardo Castro, Durango
Teatro Ricardo Castro, Durango - (Foto: Conaculta)

Con un presupuesto de 15 millones de pesos (mdp), otorgados por el Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE), del Conaculta, arrancó la primera etapa de rehabilitación y mantenimiento en el Teatro Ricardo Castro, considerado el epicentro cultural de Durango. 

El recinto ha tenido intervenciones menores, pero ésta es la primera vez, desde su inauguración en 1990, que se realicen trabajos de reestructuración de esta magnitud, informaron Sofía Piña Salas, directora técnica del Instituto de Cultura del Estado de Durango (CED), y la arquitecta encargada Norma Angélica Durán Cabrera.

Detallaron que de cinco etapas de rehabilitación, en esta primera fase, se contempla el cambio de cubierta de nave principal por multitecho, instalación de aire acondicionado, instalación eléctrica, sistema de refuerzo electroacústico, y sistema de iluminación.

Con tal intervención, los usuarios podrán sentir un clima confortable sin importar la época del año, ya que se instalarán equipos para un mejor funcionamiento, además de favorecer la acústica y controlar los problemas de humedad que sufre el inmueble.

Además, la comunidad cultural que realiza actividades culturales en el teatro experimentarán una mejora en el sistema de audio e iluminación, lo que les permitirá brindar espectáculos de mayor calidad, indicó la Piñas Salas en un comunicado difundido por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

El recinto presenta un deterioro considerable principalmente en la azotea y en la cantera exterior, atribuido a problemas de humedad, además, las butacas tienen un uso de vida medio, sin embargo la isóptica no es adecuada.

Publicidad

El escenario presenta un notable deterioro en la mecánica teatral y su vestimenta, cuenta con cuatro camerinos habilitados, los cuales no poseen la capacidad para recibir un espectáculo de más de 20 personas, además de que tiene un área inhabilitada.

Hasta ahora se habían realizado intervenciones pequeñas como el cambio de alfombra, la construcción de caseta contra incendios y el mantenimiento de inmuebles, que han evitado daños mayores, señaló Sofía Piña.

Pero, ahora, la restauración de la estancia, permitirá contar con un inmueble adecuado donde se brinda a la población los servicios y accesos a los bienes culturales, disfrute del patrimonio cultura, espectáculos artísticos, formación artística y cultural.

El teatro Ricardo Castro, se fundó el 12 de noviembre del año 1900, comenzó a funcionar como cine en 1930, y en 1991 iniciaron las obras de remodelación después de haber servido como recinto Oficial de la Legislatura.

La construcción está hecha de cantera y se aprecia el busto de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) en la ventana central de su elegante frontispicio, además de que su ornamentación es estilo afrancesado.

Incluido dentro del Catálogo de Monumentos Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, el recinto se ha convertido en un espacio importante para los duranguenses, para la difusión de su patrimonio artístico y cultural, pues ha sido escenario de actividades y festivales.

El nombre del teatro, lo recibió en honor al pianista y compositor duranguense nacido en el municipio de Nazas.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad