Publicidad
Publicidad

CFE compra unidades móviles para garantizar suministro en Los Cabos

La comisión explicó que cada unidad tiene una capacidad instalada de 30 megawatts, puede utilizar diésel o gas natural y por sus características técnicas y económicas, resultan ser las más convenientes para atender la emergencia.
hurac�n odile en bcs
hurac�n odile en bcs - (Foto: Cuartoscuro)

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) adquirió cuatro unidades móviles de nueva generación de energía eléctrica, a fin de garantizar el suministro de energía eléctrica en la zona de Los Cabos tras el paso del huracán Odile.

En un comunicado explicó que cada unidad tiene una capacidad instalada de 30 megawatts, puede utilizar diésel o gas natural y por sus características técnicas y económicas, resultan ser las más convenientes para atender la emergencia.

Tras un amplio análisis de mercado, fueron adquiridas a la empresa General Electric Package Power Inc. a un precio de 21.7 millones de dólares (mdd) cada una, que incluyó desde el transporte de los equipos desde Houston, Texas, hasta su instalación y puesta en operación en diversos puntos de Los Cabos.

Los equipos fueron llevados a San José del Cabo en diversos viajes de un avión Antonov con matrícula An-124-100, de fabricación rusa, que con una capacidad de 150 toneladas es uno de los más grandes el mundo para transporte de carga.

La CFE precisó que la compra se llevó a cabo mediante adjudicación directa, conforme a los términos de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público para atender casos de emergencia.

Publicidad

Los equipos se encuentran ya en Los Cabos y están en proceso de instalación; para esta semana se prevé que dos de esas unidades darán servicio de energía eléctrica al sistema local y los otros dos lo harán en dos y tres semanas, respectivamente.

La CFE garantiza el suministro de energía eléctrica en la zona de Los Cabos, en tanto se avanza en la recuperación definitiva de la infraestructura de transmisión eléctrica para reconectar el sistema de Baja California Sur, subrayó.

La reconstrucción definitiva de todas las estructuras de transmisión entre La Paz y la zona de Los Cabos está prevista para continuar todo 2014 y terminar en enero de 2015.

Una vez finalizado el restablecimiento de la línea de transmisión entre estas dos ciudades, las cuatro nuevas unidades de generación tendrán un papel esencial para brindar confiabilidad al sistema eléctrico del estado.

Ello será de gran relevancia, ya que la Península de Baja California tiene un sistema eléctrico aislado, por lo que no puede beneficiarse de la energía eléctrica generada en otros puntos de la República mexicana.

Publicidad

La presencia de las cuatro unidades también contribuirá a minimizar el tiempo de restablecimiento del suministro de energía eléctrica en la zona de Los Cabos, en caso de que la infraestructura de transmisión pudiera ser afectada ante fenómenos meteorológicos futuros o algún otro incidente.

“De esta manera la CFE podrá brindar a los usuarios de la península de Baja California Sur un servicio de energía eléctrica de más calidad, con menos interrupciones y cambios en la frecuencia”, sostuvo.

El huracán Odile, que impactó Baja California Sur los días 14 y 15 de septiembre, causó los mayores daños a la infraestructura de transmisión y distribución de energía eléctrica en la historia de la Comisión Federal de Electricidad.

El paso del fenómeno meteorológico dañó 534 torres de transmisión, 1,353 transformadores, 108 circuitos y 7,963 postes de distribución de energía eléctrica; como resultado, 95 por ciento de los usuarios de Baja California Sur se quedaron sin servicio de electricidad.

La Comisión refirió que la zona de Los Cabos fue la más afectada, ya que recibía gran parte de su energía eléctrica proveniente de La Paz a través de una línea de transmisión que fue severamente afectada.

Publicidad

A fin de restablecer lo más pronto posible el suministro de energía eléctrica en la zona, los ingenieros de la CFE diseñaron un plan técnico de trabajo que consistía en dividir el área en tres sectores, independientes entre sí: Cabo San Lucas, San José del Cabo y el corredor turístico.

Para dicho fin la División Baja California contaba con unidades móviles de generación de energía eléctrica, que funcionan a partir de diésel, de casi 40 años de antigüedad y que presentan interrupciones recurrentes, abundó la empresa eléctrica.

En ese contexto, el 19 de septiembre la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tomó la decisión de remplazar las unidades que por su antigüedad no son confiables para operar de manera continua y no garantizan el funcionamiento oportuno del sistema eléctrico provisional en Los Cabos.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad