Publicidad
Publicidad

Conagua investiga al gobernador de Sonora por supuesta presa ilegal

El director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld, informó que inspectores de su dependencia verificarán si fue legal la construcción de ese dique y si éste ha afectado el suministro de agua, como han denunciado algunos medios locales.
David Korenfeld
David Korenfeld - (Foto: Cuartoscuro)

Autoridades mexicanas abrieron este miércoles una investigación para averiguar si el gobernador de Sonora construyó ilegalmente una presa en un río que pasa por su rancho familiar, pudiendo afectar el suministro de agua a habitantes de la zona, informaron fuentes oficiales.

Las acusaciones dieron lugar a un choque político entre funcionarios federales y el gobernador Guillermo Padrés, que consideró que los señalamientos buscan desacreditarlo por haber denunciado públicamente el mal manejo de las autoridades en el reciente derrame de materiales tóxicos de una minera en un río de su región.

El director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld, informó que inspectores de su dependencia verificarán si fue legal la construcción de ese dique y si éste ha afectado el suministro de agua, como han denunciado algunos medios locales, en la ciudad de Hermosillo y otros municipios vecinos.

"La Conagua actúa en apego a la ley, sin importar quienes sean los propietarios", señaló Korenfeld en una rueda de prensa, donde mostró imágenes satelitales de la presa construida en 2011.

Padrés, miembro del opositor Partido Acción Nacional (PAN, conservador), destinó una página entera de publicidad paga en un importante periódico dirigida al presidente Enrique Peña Nieto, donde acusó a los funcionarios federales de haber ignorado las advertencias de los habitantes de Sonora sobre el riesgo de un inminente derrame de tóxicos de la mina propiedad del Grupo México.

Publicidad

Padrés pidió también que se sancione y despida a los funcionarios de la Conagua y de la fiscalía de protección al ambiente que no tomaron las precauciones necesarias y que no han actuado a la altura del desastre ambiental.

El pasado 6 de agosto, unos 40,000 metros cúbicos de ácido sulfúrico de la mina del Grupo México se derramaron en el río Sonora, que dejó sin agua a 20,000 personas.

En el anuncio en el periódico, Padres rechazó las acusaciones sobre la presa de su rancho asegurando que "ninguna campaña de desprestigio" le desviarían de "seguir señalando a los culpables del peor desastre ecológico de México".

El vocero del presidente, Eduardo Sánchez, le respondió que las autoridades federales actuaron de forma pronta y eficaz ante el derrame.

"Conminamos al gobierno del estado de Sonora a que se conduzca dentro del ámbito de la ley", dijo Sánchez recordando que el nombramiento y permanencia de representantes federales "es facultad exclusiva del presidente de la República y no del gobernador".

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad