Publicidad
Publicidad

Panamá celebrará 100 años del Canal interoceánico

La Autoridad del canal de Panamá prevé que la ampliación de la vía quede lista en los primeros días de 2016; podrá recibir barcos que por su tamaño no caben en el actual canal.
Canal de Panam�
Canal de Panam� - (Foto: Getty Images)

Con bombos y platillos, los panameños celebrarán el próximo viernes los primeros 100 años de operaciones del Canal de Panamá, en medio de los trabajos de una multimillonaria y retrasada ampliación de la vía.

Aunque la fiesta cumbre se desarrollará con diversos actos oficiales el viernes, los festejos arrancaron desde el año pasado para resaltar la importancia de una de las maravillas de la tecnología mundial contemporánea.

Las autoridades prevén que la nueva vía quede lista en los primeros días de 2016 para recibir los enormes barcos que por su tamaño no caben en el actual canal.

Mientras llega esa fecha, las celebraciones incluirán el viernes actos protocolarios en las Esclusas de Miraflores y por la noche un espectáculo músico cultural, con la participación de las principales figuras panameñas.

Nota:  Constructoras demandarán por separado al Canal de Panamá

La ruta acuática de 80 kilómetros fue construida por Estados Unidos con trabajos que se extendieron por 10 años. Su inauguración tuvo lugar el 15 de agosto de 1914 con el tránsito del vapor Ancón, en cuyo recuerdo el principal cerro de la ciudad lleva su nombre.

Publicidad

La construcción del canal con esclusas –una especie de escaleras acuáticas-, coronó un sueño de casi 400 años desde que a su llegada los españoles se propusieron encontrar una ruta desde el Océano Atlántico hacia el Pacífico.

En el siglo XVI, España emitió varias órdenes para encontrar el camino más corto que pudiera conectar ambos océanos, cuando ya Panamá se convertía en puerto para trasladar las riquezas de Perú hacia Europa desde Portobelo (Caribe).

Pero pasaron casi 300 años hasta que los franceses, luego de la construcción de un ferrocarril transístmico por Panamá, se enrolaron en la tarea de partir el territorio panameño en su punto más estrecho para construir un atajo acuático.

Con Panamá como provincia de Colombia, una compañía francesa inició en 1881 las excavaciones para abrir un canal, pero el clima, las enfermedades tropicales y problemas financieros llevaron a cancelar el proyecto ocho años después.

Todavía bajo la soberanía de Colombia, los panameños empezaron a gestionar con el apoyo de Estados Unidos la separación de la provincia de Panamá, lo cual se concretó el 3 de noviembre de 1903 con la creación de una nueva república.

Ya libre pero ligada a Estados Unidos, Panamá negoció con ese país un tratado a perpetuidad con ventajosas concesiones para Washington que le permitieron la construcción del atajo interoceánico.

Para construir el canal se requirieron unos 375 millones de dólares (mdd) de la época, equivalentes a unos 8,000 mdd en la actualidad.

Durante 89 años, hasta el mediodía del 31 de diciembre de 1999, el canal fue controlado por Estados Unidos, que bajo el tratado de 1904 pudo levantar emplazamientos militares a lo largo de los 80 kilómetros de la zanja marítima panameña.

La partida de Estados Unidos se logró mediante los tratados Torrijos-Carter de 1977 que pusieron fin a la perpetuidad y fijaron 1999 como fecha de partida de los soldados estadunidenses con la respectiva reversión de la ruta a los panameños.

Por el canal de Panamá transitan alrededor de 40 barcos diariamente, que transportan en su interior el 5% del comercio mundial, factor que ha incidido para que se haya generado una economía vinculada a los servicios marítimos.

“Son 100 años compuertas abiertas”, juega con las palabras la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) en su promocional del centenario para resaltar que en este tiempo por el Canal han transitado barcos de todas las banderas del mundo.

Debido a que ha llegado a su máxima capacidad de carga transitada, la ACP emprendió desde 2007 la expansión de la ruta con un nuevo carril adicional a los dos existentes que le permita a la vía mantener su competitividad.

Por demoras de diversa índole, incluidos paros de los obreros y de la propia constructora que demanda el pago de sobrecostos por mil 600 millones de dólares, la expansión se encuentra retrasada por unos 15 meses.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad