Publicidad
Publicidad

Teleférico de Londres, un medio de transporte y diversión

FOTOGALERÍA: Inaugurado en 2012, recorre 1.1 kilómetros en cinco minutos, cuatro metros por segundo, para cruzar de los Royal Docks al norte del Támesis hacia la Península de Greenwich.
Placeholder articulo
Placeholder articulo

El único teleférico de Londres funciona como un medio de transporte y diversión para cruzar de la península de Greenwich hacia los Royal Docks, una zona en desarrollo, donde el gobierno local estima una inversión de 2,500 millones de dólares (mdd).

"El teleférico tiene un propósito turístico, pero también de transportación para cruzar por aire el Río Támesis", dijo una portavoz de Transport for London (TFL), el órgano de gobierno que administra el sistema de transporte de la capital.

El teleférico, inaugurado en 2012, recorre 1.1 kilómetros en cinco minutos, cuatro metros por segundo, para cruzar de los Royal Docks al norte del Támesis hacia la Península de Greenwich (sur del Río) donde se ubica el estadio O2, antes conocido como el Domo del Milenio.

La góndola, que tiene capacidad para un máximo de 10 personas, tiene una espectacular vista del Río Támesis a una distancia de 90 metros de altura.

Desde arriba se observa la arena O2, sede de los Juegos Olímpicos, y centro de espectáculos, pero también se pueden ver las viejas bodegas, los antiguos muelles de barcos de vapor y los tiraderos de basura a cielo abierto.

Publicidad

En un día despejado, que son la minoría en Londres, se puede apreciar la catedral de San Pablo, el edificio de El Pepino en el sector financiero de la City, la barrera del Támesis y el Parque Olímpico Reina Isabel.

Nota: El nuevo rostro del Parque Olímpico londinense

El teleférico costó 60 millones de libras (uno 100 mdd) y lleva el nombre de Emirates Air Line, ya que la línea aérea financió el proyecto con más de la mitad de los recursos -36 millones de libras equivalente a 60 mdd-.

El teleférico, que asemeja al de las montañas de esquí, fue financiado también por el Fondo Europeo de Regeneración y Desarrollo, pero una cuarta parte de los recursos será recuperada por la venta de boletos -16 millones de libras, unos 27 millones de dólares-.

Tal vez eso explica que el costo del viaje sencillo es de siete dólares 30 centavos, es decir, el minuto de transportación cuesta un dólar 45 centavos, tal vez uno de los más caros del mundo.

Publicidad

Según TFL en su primer año de funcionamiento, el Emirates Air Line transportó a 3.8 millones de pasajeros en sus 34 cabinas disponibles que ofrecen un viaje redondo de 10 minutos a un costo de 8 libras 60 peniques (14.50 dólares).

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad