Publicidad
Publicidad

El GDF realizará pruebas con diferentes ruedas y rieles en Línea 12

El vicepresidente de Systra para América Latina sostuvo que existe un problema urgente en la interfaz entre el riel y la rueda de material rodante en la Línea Dorada del Metro.
Metro df
Metro df - (Foto: Tomado de Flickr/ Victor P)

Con el informe final entregado por la empresa Systra se tendrán listos el programa y las acciones de rehabilitación en el mes en curso, informó este jueves Alfredo Hernández, el titular de la Secretaría de Obras y Servicios del Distrito Federal.

Precisó que se realizarán simulaciones para probar con diferentes perfiles de rueda y de riel, con las diferentes combinaciones necesarias, para lo cual se implementará un carril de prueba en el tramo del viaducto elevado de esa línea.

El funcionario capitalino detalló que estos trabajos comenzarán la semana próxima como parte del proyecto de rehabilitación que quedará conformado este mismo mes.

El vicepresidente de Systra para América Latina, Colas Martinet, sostuvo que existe un problema urgente en la interfaz entre el riel y la rueda de material rodante en la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Durante una conferencia de prensa convocada por la Secretaría de Obras y Servicios capitalina, dijo que el problema no parece ser defecto de los materiales, a excepción del balasto, sino un “problema muy delicado” de compatibilidad de la citada interfaz.

Publicidad

“Se tiene un riel que responde a estándares americanos y una rueda que corresponde a otro tipo de estándares”, dijo respecto al informe sobre las fallas en la denominada Línea Dorada.

Martinet indicó que otro problema es la infraestructura de la vía férrea cuyos componentes, si bien de manera individual están dentro de las normas internacionales, exceptuando el balasto, “se encuentran en los extremos de los límites de tolerancia permitidas por dichas normas”.

La ruptura de ciertos componentes con la consecuencia del desgaste ondulatorio, y no el remplazo masivo de los durmientes en ciertas zonas, tuvieron efectos sobre el deterioro de la geometría de la vía.

Para el diagnóstico, destacó, se requirió de 50 especialistas y se contó con el apoyo de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles de Francia, así como la Dirección de Ingeniería de la Operadora de Transportes Públicos de la Unión Parisina.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad