Publicidad
Publicidad

Un poco de infraestructura sanitaria

OPINIÓN: Urge que el gobierno federal agilice la inversión pública para mejorar los servicios de salud, evite el subejercicio y deje de alimentar un fideicomiso opaco.
Columna Celina Yamashiro (NUEVO)
Columna Celina Yamashiro (NUEVO) - (Foto: Archivo Obras)

Un proyecto que llama la atención es la edificación de la 'Ciudad Salud' que planea construir el gobierno del Distrito Federal en un área de 208 hectáreas de la delegación Tlalpan, en los próximos 11 años.

Según la autoridad, el objetivo es ampliar la infraestructura hospitalaria de alta especialidad pública y privada, redensificar la zona habitacional, regenerar diversas áreas problemáticas como el tráfico vehicular, regularizar los comercios y generar empleos en beneficio de sus habitantes y de la población flotante. Lo anterior planea realizarse con recursos públicos y privados de los gobiernos federal y capitalino.

Si todo sale bien, el proyecto podría fungir como un modelo que sirva al país para dejar de construir ciudades dormitorio y para disminuir la precariedad y desigualdad en la distribución de los servicios de la infraestructura sanitaria, en especial para las personas que no cuentan con seguridad social o que forman parte del Seguro Popular, que sumó 53 millones de afiliados el año pasado.

De acuerdo con el Banco Mundial, en 2010 México estaba por debajo de la media latinoamericana de 2.2 camas hospitalarias por cada mil habitantes, al contar con 1.6 camas frente a Argentina con 4.5 y Cuba con 5.9; además de que entre el 2006 y 2010 nuestro país mantuvo el mismo número de camas.

Las cifras casi no han variado. Aunque en los últimos años se ha aprobado presupuesto para mejorar y ampliar la infraestructura sanitaria, no se gastan todos los recursos. Un informe de la Auditoría Superior de la Federación 2012 destaca el rezago en la aplicación de los fondos del Fideicomiso de Protección Social en Salud, que es financiado con cargo al presupuesto del Seguro Popular.

Publicidad

El organismo destaca que entre 2004 y 2011 se transfirieron al Fideicomiso 9,488 mdp destinados al Fondo, pero sólo egresaron 3,417 mdp; 64% no fue invertido en infraestructura sanitaria en lugares de alta marginación.

En tanto, el ‘Informe sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública’ del primer trimestre del año pasado destaca que en 2012 la inversión física en salud fue de 7,251.9 mdp, y en 2013 de 3,212.3 mdp.

Aunque el presidente Enrique Peña se comprometió en que habrá más infraestructura sanitaria con la construcción y el equipamiento de más centros de salud y al menos 15 hospitales en varios estados del país, 12 nosocomios no registran avance, según un análisis de Obras.

Urge que el gobierno federal agilice la inversión pública necesaria para mejorar los servicios de salud en donde haga falta, evite el subejercicio y deje de alimentar un fideicomiso opaco del que nadie sabe a dónde van a parar los recursos.

No puedo afirmar que el proyecto Ciudad Salud sea ‘la neta del planeta’, porque aún no nace ni rinde frutos, pero sí puedo decir que es una oportunidad para que los gobiernos capitalino y federal inviertan en mejores servicios de
salud que eliminen la precariedad y la desigualdad en la distribución de los mismos, pues tal vez sólo estaríamos viendo la ampliación de los servicios privados que ya ofrece Medica Sur en la zona de Tlalpan. 

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad