Publicidad
Publicidad

Un edificio colonial alberga al canal de TV de la Suprema Corte

Los pisos del recinto, ubicado en el Centro Histórico, tuvieron que nivelarse y se les colocaron amortiguadores y maderas para aislar el ruido, y en las paredes se colocó una tela, también antiruido, para no dañarlas.
Edificio del Canal Judicial, de la Suprema Corte de Justicia de la Naci�n
Edificio del Canal Judicial, de la Suprema Corte de Justicia de la Naci�n - (Foto: Suprema Corte de Justicia de la Naci�n)

Nota del Editor: La nota se publicó el pasado 22 de abril y se actualizó el lunes 28 del mismo mes con los datos de la inversión del proyecto.

Un edificio colonial de 270 años de antigüedad, protegido por Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), alberga las nuevas instalaciones del canal de televisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Antes de que la Suprema Corte comenzara con el proyecto, en 2011, el inmueble había sido un antro que tenía la tarima para bailar y algunos esquineros de madera para colocar las bocinas. Para el rescate tuvieron que intervenir abogados, arquitectos, ingenieros, arqueólogos y técnicos especializados.

El edificio está en el Centro Histórico, en la calle República de El Salvador 56, frente a la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada. Desde este lugar comenzaron a transmitir su programación habitual el pasado lunes 24 de marzo y el jueves 27 del mismo mes fue la inauguración.

El Canal Judicial comenzó a transmitir en el año 2006, y durante esos siete años sus cabinas fueron en bodegas o espacios improvisados en el edificio de la Corte, a unas cuadras de la nueva sede.

Son tres espacios de división: 1) un estudio comodín para entrevistas, 2) el amplio patio central donde podrán tener concursos o programas con más invitados, realización de congresos o cumbres, y 3) el estudio desde donde se transmiten las noticias del día y se realiza el Cine Debate.

Publicidad

Los dos estudios miden aproximadamente 7 metros por 4 metros, y a ambos tuvieron que hacerles adaptaciones en los pisos para que no vibrara con el ruido exterior, sobre todo considerando que es el transitado Centro Histórico.

Los pisos tuvieron que nivelarse y se les colocaron amortiguadores y maderas para aislar el ruido, y en las paredes se colocó una tela, también antiruido, pero especial para que no dañe las paredes del lugar, ya que el INAH no permite modificar los muros del edificio.

FOTO: Suprema Corte de Justicia de la Nación

En cuanto a los avances técnicos, se compraron nuevas cámaras de televisión, consolas y equipos de iluminación, entre ellas una luz robótica.

"Fueron siete años de trabajar de manera improvisada", dijo Miguel Monjarrez, subdirector de área de Eventos Especiales del Canal Judicial, donde trabajan 150 personas.

Publicidad

El patio central tiene un nuevo domo que aísla el calor y que puede ser tapado fácilmente para armar una escenografía durante el día.

El canal, de acuerdo con el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Juan Silva Meza, constituye "un instrumento fundamental de la transparencia".

Para el proyecto se obtuvo un presupuesto 164 millones de pesos (mdp), del cual 27.3 mdp fueron para la compra del inmueble, 72.9 mdp para la restauración -en la que colaboraron ingenieros del Instituto Politécnico Nacional (IPN), personal de Conaculta y del INAH-, y 63.9 mdp para la compra de equipo nuevo y la instalación de fibra óptica por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad