Publicidad
Publicidad

¿La SHCP cumplirá en materia de infraestructura?

OPINIÓN: Sería delicado, poco entendible e irracional económica y políticamente, tener por segundo año un incipiente crecimiento en la construcción.
Columna Celina Yamashiro (NUEVO)
Columna Celina Yamashiro (NUEVO) - (Foto: Archivo Obras)

Después de un año crítico para la industria de la construcción y la economía del país, sabrá Dios si el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, cumplirá su promesa de ejercer el gasto desde el primero de enero en programas prioritarios.

Quién no recuerda sus palabras en aquella conferencia de prensa del 14 de noviembre: "El reto y el compromiso es que estos recursos (PEF 2014) se gasten bien, rápido, con transparencia y estricto apego a la ley".

No es que sea demasiado exigente, sino que sería delicado, poco entendible e irracional tanto económica como políticamente, que por segundo año permaneciera un incipiente crecimiento en la construcción, un subejercicio, y que el estancamiento de la economía derivara en números más austeros.

Digamos que la buena intención existe y se cuenta con un presupuesto histórico en infraestructura, la Ley de Asociaciones Público Privadas (APP), el apoyo de Banobras y la reforma energética; pero es innegable que la ineficacia administrativa en la toma de decisiones, la falta de coordinación entre los tres niveles de gobierno y todos los involucrados en echar a andar la infraestructura no cambiarán de la noche a la mañana, pues en su haber, todo depende de…

Mire usted. La CMIC estima que el sector tendrá un crecimiento de 3.5% en el PIB de infraestructura en 2014, y que 30% de los 500 proyectos más importantes del PEF podrían ser financiados bajo el esquema APP durante el primer semestre, lo que depende de reavivar la Coordinación Nacional de Infraestructura, integrada por los gobiernos estatales y la banca, para impulsar las obras.

Es un caso que llevará su tiempo, si se considera que muchos estados están endeudados o desconocen las complejas estructuras legales de las APP.

Publicidad

Alfredo del Mazo Maza, presidente de Banobras, asegura que la institución podría participar en el financiamiento directo, a través del esquema de garantías u otorgando subvenciones a través del Fonadin a 185 de los 266 compromisos de infraestructura del presidente Enrique Peña, pero depende de los tiempos que tarden las diversas secretarías en licitar los proyectos.

Todo indica que llegaremos tarde a la erogación del PEF, pues se prevé que en el primer trimestre se lancen las primeras licitaciones, y en el segundo trimestre se ejecuten algunas obras, pero a estas alturas, esperar, qué tanto es tantito frente a una economía debilitada.

El gobierno tendrá que ser capaz de gastar un presupuesto mayor en infraestructura durante el segundo semestre de 2014 y demostrar que el sacrificio económico del país y todos los cambios que realizó el año pasado, como solicitar mayor cantidad de deuda de déficit y las modificaciones fiscales para obtener más ingresos, valieron la pena para reactivar la infraestructura y la economía nacional.

Por ahora, sólo queda estar al pendiente de la calendarización del gasto público y de las primeras obras a licitarse. ¡Feliz año nuevo! 

__________________

*Desde 1997 cubre los sectores de infraestructura y transporte en diferentes medios de comunicación.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad