Publicidad
Publicidad

México y EU analizan el riesgo del Tren bala Monterrey-Texas

La seguridad y los costos variables de un proyecto así podrían complicar la construcción del sistema de transporte binacional: UDEM.
Tren Estaci�n
Tren Estaci�n - (Foto: Getty Images)

Mientras el gobierno de Nuevo León, se dice listo para arrancar la construcción de un tren de alta velocidad entre las ciudades de Monterrey y San Antonio Texas, pues ya cuenta con el derecho de vía, en Estados Unidos el departamento del Transporte de Texas realiza un estudio de viabilidad, que estará listo hasta diciembre de 2014.

Del lado mexicano, el proyecto consiste en la construcción de más de 240 kilómetros de vía férrea desde Monterrey hasta el puente Internacional Colombia Solidaridad, ubicado en la frontera con Laredo Texas, con el objetivo de realizar en dos horas el traslado de mercancías. El trazo completo hasta Oklahoma serían de 1,300 kilómetros (805 millas).

Posteriormente se buscaría que "tenga dualidad para transporte de pasajeros", aseguró recientemente en rueda de prensa, Jorge Domene Zambrano, Jefe de la oficina del gobernador de Nuevo León.

El estudio de viabilidad que realizó el departamento de Transporte de Texas inicialmente preveía el desarrollo de un Tren de pasajeros de alta velocidad, desde Oklahoma hasta la frontera sur, que cruza por las ciudades de Dallas, Fort Worth, Austin, San Antonio, Laredo o el Valle de Río Grande. Sin embargo, se incluyó una extensión separada del tren de San Antonio a Monterrey.

Domene aseguró que ya se tiene el visto bueno por parte del Congreso para destinar 1,500 millones de dólares (mdd) en 2015 y así iniciar esta obra durante el primer semestre de 2015, misma que podría concluir en 2018.

Publicidad

Jeff Austin, Comisionado de Transporte de Texas, comentó a la prensa local que el estudio de factibilidad o viabilidad, cuesta 5.6 mdd, más otros 400,000 dólares para la ampliación entre Monterrey y San Antonio y una vez que se defina la ruta buscarán al sector privado para la inversión.

El freno de mano del proyecto

Bernardo Villarreal Celestino, profesor titular del departamento de Ingeniería en la Universidad de Monterrey (UDEM), considera que el tema de seguridad podría representar un freno a este proyecto.

En los medios de Texas dicen que debido a que en 2010 hubo problemas de violencia entre grupos de la delincuencia organizada en la entidad, este sería un obstáculo, indicó el especialista en logística.

En entrevita con Obras, destacó que el transporte ferroviario es más seguro que el transporte por carretera. Por ello prevé que habrá mucho tráfico comercial y para ello se necesita tener mayor capacidad ferroviaria, pues ha tenido pocos cambios en los últimos 20 años.

Publicidad

El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, dijo a la prensa local que "Nuevo León ya tiene el derecho de vía, eso fue algo que llamó muchísimo la atención a la autoridad norteamericana, para ellos también es muy importante poder concretar esta vía entre Nuevo León, porque abriría un conducto que le daría mucho mayor agilidad principalmente al tráfico de mercancías", expuso Villarreal.

"Y estamos viendo hacia un futuro que si hay un acuerdo entre ambos países, que pudieran incluso salir las mercancías pre liberadas desde el Interpuerto Monterrey, que es lo que pretendemos hasta Houston o Dallas y que con eso se gane muchísimo tiempo", destacó Medina de la Cruz.

El académico de UDEM aseguró que es una buena solución para agilizar el tráfico de mercancía, la duda es a cuál de las dos empresas que tienen líneas que cruzan por la entidad, se le otorgará este derecho de vía: a Kansas City Southern de México (KCSM), o a Ferrocarril Mexicano (Ferromex) y falta determinar cómo negociar la prioridad de uso, "son aspectos indispensables para tener inversión privada".

Hasta ahora el gobierno de Nuevo León estima una inversión inicial de 1,500 mdd. "Es un proyecto muy conceptual falta hacer ingeniería de detalle, y estimado por kilómetro, esto depende de la topografía del terreno, pues es irregular y quizá se tendría que analizar si se abrirán cerros", consideró el profesor titular del departamento de Ingeniería de la UDEM.

Un tren que se mueve políticamente

Publicidad

Para el gobierno de Obama resulta una prioridad contar con una red de trenes de alta velocidad en todo Estados Unidos, por ello, se está proponiendo un presupuesto anual de 1,000 mdd en el financiamiento de trenes de alta velocidad en los próximos años, indica un estudio realizado por Downsizing The Federal Goverment.

Sin embargo, organización advierte varios problemas para construir un tren de alta velocidad. Por una parte los costos son "prohibitivos". Por ejemplo, en noviembre de 2008 se construyó una línea ferroviaria de alta velocidad entre San Francisco y Los Ángeles, cuyo costo estimado saltó de 25,000 mdd en 2000 a 45,000 mdd en 2008, pero un análisis independiente concluyó que la línea podría costar hasta 81,000mdd.

Bernardo Villarreal consideró que este proyecto "se mueve políticamente", pues por un lado el gobierno de Obama promueve los trenes bala en Estados Unidos, pero también es atractivo para ese país que el tren pase por toda la zona industrial de Monterrey hasta Querétaro, como lo ha mencionado el gobierno federal mexicano.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad