Publicidad
Publicidad

Las licitaciones cayeron 38.9% durante el primer año de EPN

De enero a noviembre de 2013 hubo 38.9% menos concursos, en comparación con el mismo periodo de 2012, indican los datos de Compranet.
Carretera
Carretera - (Foto: Cortes�a Gobierno de Colima)

En el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto, el número de licitaciones para obra pública cayó considerablemente. De enero a noviembre de 2013 hubo 38.9% menos concursos, en comparación con el mismo periodo de 2012.

Las estadísticas de Compranet revelan que hasta noviembre, el gobierno federal licitó 3,356 contratos, es decir, 2,135 contratos menos que en 2012. “Hubo muy pocas licitaciones y las están soltando hasta ahora”, dice Luis Rodrigo Fuentes, de ARSA Construye.

Además del número de concursos, también se redujo 29.9% el monto de los contratos, al pasar de 60,216 millones de pesos (mdp) hasta noviembre de 2012
a 42,208 mdp al mismo mes de este año.

Fernando Rodrigo Franco, de Administradora de Proyectos y Construcciones, afirma que saben que el cambio de gobierno genera un desplome, pero “no pensamos que bajarían tanto”.

Luis Rodrigo Fuentes, cuya empresa participó en 23 licitaciones y ganó una, asegura que ahora son otras empresas las que ganan los concursos, en relación con la administración pasada.

Publicidad

Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, explica que los cambios en las licitaciones no debieron ocurrir, pues el marco legal es el mismo que en la administración anterior. “Está vigente la Ley de Adquisiciones y Obra Pública, que se reformó en el sexenio pasado, y también la Ley Anticorrupción”, dice.

Fernando Rodrigo Franco atribuye las modificaciones a la falta de transparencia. “La forma de hacer licitaciones en el país ha retrocedido. En los dos sexenios anteriores eran más abiertas y ahora están muy amañadas y dirigidas hacia ciertas empresas”.

El constructor asegura que Compranet es una herramienta muy útil para licitaciones, “pero antes era más transparente porque ahí podías ver las empresas que participaban, y ahora lo sabes hasta el día del concurso”. Además, asegura, no es posible consultar su historial.

Bohórquez define que revelar el nombre de los concursantes hasta el final de la licitación podría explicarse como una medida para proteger la competencia, pues “si saben quiénes van a concursar, pueden coludirse”.

Respecto de la eliminación del historial de las empresas que han ganado concursos, el director de Transparencia Mexicana dice que “de ser así podría ser muy delicado; no hay ninguna razón”.

Publicidad

El área de atención a usuarios de Compranet informó a Obras que se eliminaron ambas posibilidades de consulta por seguridad de los licitantes.

Además de la falta de transparencia, los constructores denunciaron que en las “letras chiquitas” de las bases de licitación vienen ocultos requisitos que no se muestran en el check list de documentos, lo que despierta suspicacias.

“Me cuesta trabajo creer que haya letras chiquitas, lo que sí puede haber es
el requerimiento de cumplir con particulares características o documentos que excluyen”, opina Bohórquez.

El director de Transparencia Mexicana adelanta que “la SFP está revisando si le aporta valor a los procesos emblemáticos el tener estos mecanismos. Compranet es una herramienta mucho más sólida actualmente, pero es desaprovechada por la industria y el gobierno”.

—Con información de Aminetth Sánchez

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad