Publicidad
Publicidad

DF, entre los sistemas de bicicletas más exitosos

Los esquemas de préstamos están demostrando un alto impacto real en la movilidad de las ciudades en las que se ponen en marcha: ITDP.
Ecobici
Ecobici - (Foto: Tomado de Flickr/Fernando Barroso)

La Ciudad de México se encuentra entre los 400 sistemas más exitosos de bicicletas urbanas en el mundo, junto con Barcelona, Lyon, Montreal, Nueva York, París y Río de Janeiro, entre otras, dio a conocer un informe publicado por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP).

Los programas de bicis urbanas se han expandido rápidamente en todo el mundo, y un número estimado de entre 400 a 600 ciudades, desde grandes urbes a pequeñas ciudades, lanzaron esquemas de este tipo y muchas otras planeando hacerlo en el futuro cercano.

"No estamos diciendo que ninguno (de esos sistemas) sea mejor que otro", afirmó Colin Hughes, director de política nacional y evaluación de proyectos de ITDP.

"La principal cuestión es que estos esquemas están demostrando un alto impacto real en la movilidad de las ciudades en las que se ponen en marcha -hay una gran cantidad de personas utilizándolos- y están resultando ser bastante rentables", afirmó Hughes.

Ciudades del futuro, con calidad de vida

Para su informe, "La guía de programas de bicis de uso libre", el ITDP recopiló datos de esquemas de bicis urbanas de todo el mundo para establecer, por primera vez, qué es lo que necesita una red de alquiler de bicis exitoso.

Publicidad

Algunos puntos son obvios, como que sean "cómodas, bicicletas para moverse en las ciudades", especialmente diseñadas para impedir el robo, así como fáciles de usar, sistemas automáticos de candados en las estaciones de devolución y precios atractivos para incentivar el mayor uso posible.

Pero lo que es especialmente importante es "una extensa red de estaciones... con un espacio medio de 300 metros", entre ellos, afirma el informe.

"Recomendamos entre 10 y 16 estaciones por kilómetro cuadrado y entre 10 y 30 bicicletas para cada 1,000 residentes en una zona de cobertura", afirmó Hughes.

"Se hace una escala de las estaciones por área y luego se estudia el número de bicis en esas estaciones en relación al número de personas que están viviendo allí".

Otro elemento fundamental es el uso de tecnología de telefonía móvil para hacer un seguimiento de la disponibilidad de las bicicletas en tiempo real y compartir esos datos a través de internet, con teléfonos inteligentes, pantallas de ordenador y estaciones de devolución o préstamo de bicis.

La popularidad llama más infraestructura

Publicidad

Una lección que algunas ciudades, como Washington, aprendieron con dificultad al lanzar un esquema con muy pocas bicis y pocos lugares para dejarlas.

"Tendemos a ver que los sistemas que son más exitosos no comienzan a pequeña escala", afirmó.

"Cuando se comienza un esquema este es el tiempo más valioso. Ese es el momento en que se generan noticias. Es la primera vez que estás exponiendo al público tu sistema y lo que realmente quieres es que la gente tenga una primera experiencia realmente positiva".

También tienen que existir ciclovías en marcha, aunque Hughes apuntó que la popularidad del sistema de bicis tiende a incentivar la expansión de la infraestructura de dos ruedas en las ciudades.

Para el futuro, Hughes pronostica un continuo incremento de los programas de uso libre de bicicletas en el mundo en un momento en que las ciudades abrazan el concepto de una urbe del siglo XXI, presentándose como lugares interesantes para vivir, trabajar o invertir.

"Es una pista, una forma de decir 'ésta es una ciudad que valora la calidad de vida'... Esta es la razón por la que algunas grandes compañías se alinean para patrocinar estos esquemas, porque las bicis de uso libre tienen una imagen positiva", afirmó.

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad