Publicidad
Publicidad

Primer año de EPN, la infraestructura sigue en promesas

Expertos en infraestructura indican que a pesar de contar con presupuesto falto pericia para detonar grandes obras la Refinería de Tula.
Presidencia
Presidencia - (Foto: Tomada de Cuartoscuro)

A un año de haber iniciado el mandato de Enrique Peña Nieto, se registran avances poco significativos en el cumplimiento de los compromisos que asumió durante su campaña en el 2012, en materia de infraestructura.

De los 266 compromisos firmados ante notario público, alrededor de 200 proyectos corresponden a obras de infraestructura carretera, transporte, salud y educación (105 competen a la SCT).

Sin embargo, la búsqueda realizada por Obras en la diferentes dependencias federales y en medios de comunicación indica que sólo se materializó el compromiso 214: el reencarpetado de la carretera Santa Bárbara-Izúcar de Matamoros, tramo Chalco-Cuautla, mientras que el resto de los proyectos se encuentran estancados o en proceso.

"El proyecto que se impulsó en el sexenio de Felipe Calderón, no paso más allá de la construcción de una barda perimetral y de seguir pagando estudios y diagnósticos", critica Raymundo Tenorio Aguilar, director de las carreras de Economía de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe.

Por otro lado, dice, se concluyeron obras que habían iniciado en otro gobierno como la autopista Durango-Mazatlán, pero no se iniciaron obras nuevas de infraestructura debido al bajo conocimiento que se tiene del esquema de Asociaciones Público Privadas (APP) y a la ineficiencia administrativa.

En entrevista con Obras, el académico señala que las principales causas que provocaron un mal desempeño en la industria de la construcción obedecieron al débil ejercicio en el ritmo del gasto público y a la manera "tan desordenada" en que arrancaron las licitaciones de los proyectos a través del portal de Compranet.

Publicidad

Por su parte, José Luis de la Cruz, director académico del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC) señala que la autoridad no tuvo el diagnostico adecuado para observar que la desaceleración económica registrada en sectores críticos como la construcción terminaría afectando la industria y la economía del país.

"No existió la adecuación para poder ejecutar recursos en infraestructura de manera más rápida y eficiente y al final se decidió posponer algunos proyectos para el segundo año de gobierno", dice el académico.

Los entrevistados coinciden en que será hasta el primer semestre del 2014 cuando se empiecen a ejecutar más obras de infraestructura

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad