Publicidad
Publicidad

Los atlas de riesgo, fuera de las prioridades de los estados

Sólo 17 de las 32 entidades federativas cuentan con un atlas publicado. La mayoría están mal elaborados, coinciden los especialistas.
Inundaci�n_2
Inundaci�n_2 - (Foto: Getty Images)

Sólo 17 de las 32 entidades federativas de México cuentan con un 'Atlas Estatal de Riesgo' publicado, 14 no lo tienen publicado y una no cuenta con el proyecto, indica la página  atlasnacionalderiesgos.gob.mx  de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Las últimas actualizaciones de las demarcaciones que sí lo tienen publicado datan de entre 1993 y 2011. En el caso de las que no lo tienen publicado únicamente la mitad se encuentra en proceso de actualización.

Baja California no tiene un atlas en proceso de elaboración, mientras que los de Durango, Sinaloa y Tabasco se encuentran en proceso de evaluación. 

Una bomba de tiempo
Nuevo León y Oaxaca son los únicos estados con un verdadero 'Atlas de Riesgo', pues los que existen hasta ahora son una colección de mapas e información que no funcionan como tal, denuncia Eduardo Reinoso Angulo, director del Área de Infraestructura y Ciencias de la Tierra del Instituto de Ingeniería de la UNAM (Iingen-UNAM). 

Publicidad

El especialista argumenta a Obras que los que existen no cuentan con un buen conocimiento y fundamento de lo que es una amenaza geológica, ya sea sismo, erupciones de volcán, tsunamis, derrumbe de laderas o hundimientos, entre otros.

Añade que incluso no consideran en el mapeo la visualización de la 'exposición' o referencias como las casas, carreteras y la industria.

"Hay veces que sí se tiene, algunos estado han gastado mucho dinero en poner estas 'exposiciones' en una cartografía digital y lo más difícil es combinar las dos, es decir tener una herramienta que permita tener los daños esperados y de la exposición dados por una amenaza. Eso es lo que yo creo que ningún estado tiene y eso es lo que nos permite tomar las decisiones, de lo contrario estamos jugando con imágenes", comenta.

Agrega que cualquier atlas de riego existente no sirve para lo que se requiere, porque no está hecho con los eventos probabilistas, la información técnica adecuada, además de que fueron realizados por empresas que no son expertas en llevar a cabo estos estudios.

El error de Peña Nieto
Desde febrero el presidente Enrique Peña Nieto instruyó, junto con la Política Nacional de Vivienda, la necesidad de que los 90 municipios más importantes del país cuenten con su atlas de riesgo y sus planes de desarrollo urbano.

Publicidad

Después de las últimas tres décadas es una buena señal el esfuerzo de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) de declarar y verificar los asentamientos irregulares o definir las zonas de riesgo, opina Alfonso Iracheta, investigador de El Colegio Mexiquense.

"Sin embargo, hay que trabajar a un año de marchas forzadas para tener la nueva legislación y una nueva propuesta de ley que atienda esto, vincular normas de edificación en las zonas que presentan vulnerabilidad y para las zonas que no deben de construirse", aclara en entrevista.

Plantea que la función de un mapa de riesgo es que se convierta en un instrumento necesario, en la medida que se pudiera definir con precisión todos los polígonos que por alguna razón no deben de ser ocupados por alguna instalación o edificación.

Al respecto, Reinoso Angulo considera que esta tarea debería ser encomendada a un grupo especializado que lo saque en poco tiempo, como son el ii-UNAM y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).
 
Publicidad
"Si realmente se hiciera un esfuerzo ejecutivo bien hecho podríamos estar hablando que en dos años podríamos tener todos los estudios en México, y no quiere decir que tengamos que esperar esos dos años. Hay muchas cosas que ya están, por ejemplo toda la parte sísmica, pero no hay una voluntad de juntarlo y hacerlo bien".

Pero el especialista crítica a la actual administración porque ha decido empezar desde cero cuando ya existe un gran avance

"Hay veces que existe la información, pero es inaccesible, porque ni Conagua (Comisión Nacional del Agua) ni nadie la da y empezar de cero sería muy caro y muy lento, podríamos tardar meses en obtener la información. La verdad sí es un problema muy complejo en los atlas de riesgo, por eso no hay muchos avances", critica Angulo.

A asumir responsabilidades
De acuerdo con una declaración hecha por el Comité de 
Infraestructura del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) el 30 de septiembre, las afectaciones en infraestructura provocadas por 'Ingrid' y 'Manuel' hicieron evidente la falta de planeación de las obras y la necesidad de modificar los lineamientos de construcción para evitar daños a la infraestructura.

Al respecto, Zarate Rocha, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) piensa que aquellos que hayan invadido terrenos no autorizados dentro de la planeación urbana deberían de ser sancionadas fuertemente y no sólo del tipo penal o administrativo.

Publicidad

"Hay que actuar, hay que ser vigilantes, tanto la autoridad como nosotros, hay que ponerle un remedio, obras de protección si son por inundaciones, hacer diques, muros de contención, hay que hacerlo", puntualiza a Obras.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad