Publicidad
Publicidad

Dos estudiantes del IPN ganan concurso de rascacielos

En el SuperSkyScrapers de Seúl, Corea del Sur, los alumnos de la ESIA contendieron contra 1,200 participantes de varios países del mundo.
Edificios Se�l
Edificios Se�l - (Foto: Getty Image)

Con el proyecto The ghost of past ambitions (Los fantasmas de las ambiciones pasadas), dos estudiantes de del Instituto Politécnico Nacional (IPN) ganaron el primer lugar del tercer concurso internacional de arquitectura SuperSkyScrapers, celebrado en Seúl, Corea del Sur, el cual busca estimular ideas sobre los ambientes arquitectónicos de gran altura.

Alejandro Isaac Guardado Martínez y Allan Eduardo Ugalde Nieto, de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA), Unidad Tecamachalco, asumieron el reto de proponer el reciclaje de dos rascacielos ubicados en Seúl, Corea del Sur, para que cumplieran con la función de granja vertical y jardín botánico.

Su proyecto enfrentó a 1,200 paisajistas, urbanistas, ingenieros, arquitectos y despachos profesionales de Corea del Sur, Finlandia, Estados Unidos, Francia, Canadá, España, China y Taiwán, entre otras naciones.

"Nosotros observamos el lugar vía satélite y pensamos en reutilizar las dos estructuras que ya existían en ese lugar, tal y como lo aprendimos en la materia Reciclaje de edificios que cursamos en la escuela y, de esa manera, reducir costos, índices de contaminación y huella de carbono con la ventaja de replicar este modelo en donde exista un rascacielos o edificio abandonado", indicaron.

De acuerdo con un comunicado del IPN, explicaron que de acuerdo con las bases del concurso, los organizadores pedían establecer diferentes tipos de plantíos, desde comestibles hasta ornamentales, área de animales de granja, riego por hidroponía y zona comercial.

Publicidad

"Proyectamos que los rascacielos, con alturas de 300 y 200 metros, tuvieran espacios para la recolección de energía eólica y métodos de absorción de energía con celdas fotovoltaicas; además, planeamos aprovechar el agua de un río que se ubica a muy pocos metros de las construcciones", indicaron.

Aclararon que en su proyecto el tema social es muy importante, por lo que agregaron un área educativa en la que se propone llevar a cabo investigaciones e incentivar a la población a entender cómo funciona la estructura del edificio, las granjas, los cultivos hidropónicos y los generadores de energía, además de proporcionar nuevas soluciones para los productores en un edificio de usos múltiples.

"Es un proyecto que no pretende fomentar otro ego arquitectónico, de esos que proyectan opulencia y poder, sino que intenta voltear a la sociedad y proponer nuevas soluciones para las necesidades actuales de las metrópolis grandes y medianas de todo el mundo", advirtieron los estudiantes del noveno semestre de la carrera de Ingeniero Arquitecto de la ESIA Tecamachalco.

En una lámina de presentación se incluyeron dos perspectivas de la proyección de los edificios, gráficas sobre la contaminación que se produce en Corea del Sur, un texto conceptual donde se explica cómo se generó la idea y cómo se llegó al proyecto final, además de una ficha técnica con detalles sobre fachadas, alzados y plantas típicas de la región que pueden ser cultivadas.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad