Publicidad
Publicidad

La Canacintra insiste en detener el Dragon Mart

El presidente de la agrupación argumentó que los productos llegarían a territorio nacional a hasta 50% por debajo de los precios domésticos.
Dragon Mart h
Dragon Mart h - (Foto: Tomado de flickr/ dyowel101)

Industriales del país anunciaron que a pesar de la autorización al proyecto Dragon Mart en Cancún, Quintana Roo, insistirán en modificarlo porque de permitirse su operación, habría una total desindustrialización del país en no más de cinco años.

Subrayaron que buscarán con el gobierno federal mecanismos a través de los cuales se evite el daño a la industria nacional, ya que se trata de productos que llegarían a territorio nacional hasta 50 por ciento por debajo de los precios de los productos domésticos.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Rodrigo Alpízar Vallejo, dijo que luego de escuchar la respuesta del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, que se trata de una postura técnica de respeto a la ley, las condiciones del país no permitirían una defensa natural de la industria nacional.

"Lo que hay que considerar son las condiciones de este país. La misma diversidad de las aduanas, la complejidad de la operación, no se revisan todos los camiones. Es decir. No hay control absoluto de la piratería, ni control absoluto de la triangulación", destacó.

En ese sentido, Alpízar Vallejo opinó que si bien algunos contendedores importados por Dragon Mart serán detectados y destruidos, otros no.

Por ello, enfatizó que los industriales consideran el asunto de Dragon Mart como uno de los de mayor urgencia, porque "más allá de una inversión, lo que no se ha medido es el nivel de depredación de un mercado así, sobre la industria nacional en cinco años. De verdad, es uno de los temas más alarmantes y más preocupantes para este sexenio en materia industrial".

Publicidad

En entrevista en el marco de la Reunión Anual de Industriales 2013, el presidente de la Canacintra opinó que ni la reforma hacendaria, ni la energética, ni todas las regulaciones serán tan dañinas para la industria como Dragon Mart que llega con un subsidio implícito del 18 por ciento y no deja competir, "ni con la mejor reforma hacendaria, ni con las mejores condiciones, no se compite. Se desindustrializa al país".

Se trata, declaró, de que se tenga un trato equilibrado, y apeló a la defensa de la industria nacional porque dijo que a pesar de que ya fue autorizada la construcción, aún hay mucho por hacer.

Al respecto, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Funtanet, insistió en que una salida a la problemática que podría enfrentar la industria nacional es modificar el giro de productos chinos a productos latinoamericanos.

Productos, dijo, que cumplan con todas las normas, que no estén subvaluados y difícilmente se va a mantener como un proyecto como lo tienen pensado.

Y entonces, insistió en su planteamiento de hacer un Latin Mart porque dejó en claro que la industria está dispuesta a competir, pero en condiciones de igualdad. "No voy en contra del proyecto inmobiliario, sino del producto que se puede vender en ese lugar", aclaró.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad