Publicidad
Publicidad

1er informe, un año de retroceso para la construcción

El gasto público sigue sin pesar en esta industria, pese a que el Gobierno federal hizo algunas modificaciones: de la Cruz, ITESM.
Carretera
Carretera - (Foto: Tomado de Flickr/Lucy Nieto)

Algunos subsectores de la industria de la construcción comienzan a sentir los efectos de una pequeña recesión económica, asegura José Luis de la Cruz, director del Departamento de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey.

Al hacer un balance de los primeros meses del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, ahondó en que esto se debe a la baja inercial del gasto público y privado que se arrastra desde finales de 2012 y que se ha prolongado hasta este año.

El académico expone que hay una serie de factores que indican el retroceso, por lo que hasta que se presente el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), el próximo 8 de septiembre, se sabrá si en 2014 se podrá revertir esta tendencia, al implementarse nuevos proyectos de infraestructura significativos y se aceleren las licitaciones que están pendientes.

"El gasto público no ha sido un contrapeso", porque al diseñarse el programa económico a finales del año pasado, durante la transición, fue un gasto inercial que conservó el esquema de la administración pasada, y aunque se hicieron algunas modificaciones no fueron sustanciales y sólo generaron que la construcción continuara un rumbo de desaceleración, explica.

En entrevista con Obras, detalla que cuando la industria de la manufactura y la minería entraron en desaceleración, por lo que se limitó la capacidad del sector construcción para intentar revertir esta tendencia.

"Más allá de una desaceleración en algunos subsectores de la construcción, ya puede hablarse de una  pequeña recesión que está empezando a afectarlos, porque ya tienen más de un año enfrentando problemas", acota el académico del ITESM.

Publicidad

En este sentido, en lo que resta del año no se podrán lograr grandes resultados, y aunque se espera que se liciten algunas obras de infraestructura, no se tienen grandes proyectos en la mano.

"Si la desaceleración sigue presente existirán más dificultades para el gobierno de financiar grandes proyectos de construcción. Al menos 2013 es un año perdido en la construcción con la posibilidad de que 2014 mantenga un desempeño muy bajo", sostiene de la Cruz.

Más complicaciones
Otro de los factor que complicará más a la construcción es la reforma hacendaria, que se presentará el 8 de septiembre, pues no se sabe cómo incidirá en el sector, ya que contiene un gran número de elementos de incertidumbre, como el tratamiento fiscal que se le dará al Impuesto al Valor Agregado (IVA) y al Impuesto Sobre la Renta (ISR). 

La reforma hacendaria será mucho más recaudatoria, trae la intención de aumentar algunos impuestos, por lo que en un momento dado "podría acabar impactando en que los sectores productivos no se recuperen de manera acelerada el siguiente año"; probablemente se tratará de compensar parte de esto a través de gasto de gobierno, pero en el corto plazo será complicado revertirlo, al menos durante los primeros meses del 2014, afirmó el académico.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad