Publicidad
Publicidad

Los ladrillos 'se comen' la costa española: Greenpeace

Una nueva ley redujo la prohibición de construcción de 100 a 20 metros de la costa. En 124 años todo el mediterráneo podría estar edificado.
Mediterraneo
Mediterraneo - (Foto: JOSE JORDAN / AFP)

La ONG ecologista Greenpeace acusó a España de edificar excesivamente en la costa y advirtió que el problema se agravará con la nueva ley que favorece la aprobación de proyectos inmobiliarios frente al mar.

"La nueva ley nos preocupa enormemente. La ley nos está devolviendo a los años 60 en materia de protección ambiental, estamos retrocediendo a pasos agigantados", afirmó en rueda de prensa Pilar Marcos, responsable de la campaña de costas de Greenpeace en España.

La disposición, aprobada por el parlamento español en mayo, reduce la zona de prohibición total de construcción de 100 metros a 20 metros de la costa.

Greenpeace planea presentar a la Unión Europea en octubre una petición contra esta nueva legislación, que hasta ahora recogió cerca de 150,000 firmas. La ONG ecologista afirma que la ley vulnera nueve directivas comunitarias.

"Casi la mitad de la costa Mediterránea está urbanizada y no podemos permitir que el 50% que queda sea comido por el ladrillo", afirmó Marcos.

Publicidad

La cantidad de terreno edificado en una zona de 500 metros de la soleada costa mediterránea española creció 24% entre 1987 y 2005, hasta 32,868 hectáreas, a medida que los pueblos pesqueros eran absorbidos por grandes complejos turísticos, afirmó Greenpeace en un informe presentado el jueves.

Esa superficie corresponde a 43% de la costa mediterránea española, según este reporte, basado en imágenes tomadas por satélite.

"Nos hemos comido literalmente la costa española", afirmó Marcos.

Si la tendencia se mantiene, el informe predice que la costa mediterránea española podría estar completamente edificada dentro de 124 años.

Pese a que el auge inmobiliario se vio abruptamente interrumpido en 2008 por la crisis económica, Greenpeace prevé que aumente la demanda española y europea de viviendas en la costa sur de España y la nueva ley de costas facilitará que los gobiernos regionales, enfrentados a dificultades financieras, aprueben nuevos proyectos inmobiliarios.

Publicidad

"Con la excusa de la crisis económica, existe el riesgo de que cualquier proyecto de construcción pueda ser aprobado por unos controles más laxos o inexistentes", advirtió Marcos.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad