Publicidad
Publicidad

NY tendrá una zona de playa bajo el puente de Brooklyn

En aproximadamente tres años el proyecto también contará con un paseo marítimo y zonas para actividades como canotaje o kayak.
PUENTE BROOKLYN
PUENTE BROOKLYN - (Foto: tomada de flickr/Solaraa)

Bajo el histórico puente de Brooklyn y a tan sólo unas calles de Wall Street, neoyorquinos y turistas podrán disfrutar de una zona de playa a orillas del East River, gracias a un nuevo proyecto que transformará una zona abandonada en un destino de sol y playa.

Con una financiación de 7 millones de dólares (mdd), el Concejo municipal de la ciudad presentó este plan, que en aproximadamente tres años dotará al área de un paseo marítimo y de zonas donde poder practicar actividades recreativas, como el canotaje o el kayak.

"La remodelación de la zona de la playa del puente de Brooklyn transformará un tramo de la línea de costa sin uso y olvidado en un lugar donde pasar las vacaciones cerca de casa", dijo la presidenta del Concejo y candidata a la alcaldía de Nueva York, Christine Quinn.

En la actualidad, esta franja del río está abandonada y no se puede acceder andando, pero con esta remodelación, pretende convertirse en un nuevo atractivo familiar y de entretenimiento en la ciudad.

"Neoyorquinos y turistas podrán disfrutar de este espacio único e innovador. Nueva York siempre ha sido una ciudad de agua y este proyecto nos va a volver a conectar con uno de nuestros mayores recursos", destacó Quinn.

Publicidad

Por el momento los neoyorquinos que quieran tomarse un baño al aire libre tendrán que seguir desplazándose hasta playas como las de Coney Island y los Rockaways, ya que la contaminación del río impide que se permita el baño.

No obstante, las autoridades esperan crear en el futuro unas piscinas en esta nueva playa donde poder bañarse y refrescarse, aunque para ello se tendrán que recaudar más fondos.

Además de una amplia explanada con bancos y muelles de pesca se crearán barreras, humedales y marismas de agua y otras medidas preventivas que ayudarán a proteger las zonas más vulnerables contra futuras tormentas e inundaciones.

Según señaló el presidente del condado, Scott Stringer, la experiencia del huracán "Sandy" mostró la necesidad de hacer una ciudad "más fuerte" para futuros desastres y por eso la zona se ha diseñado con vistas a ello.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad