Publicidad
Publicidad

Banobras cerrará con una cartera de 280,000 mdp en créditos

A junio de 2013, la cartera de crédito a proyectos sumó 72,000 mdp, de los cuales 60% corresponde a carreteras y 17% a energía.
Carretera
Carretera - (Foto: Getty Images)

El Director General del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Alfredo Del Mazo Maza, anunció que para 2013 la meta de la institución es cerrar el año con una cartera de crédito, directo e inducido, de 280 mil millones de pesos.

Para ello, además de los productos y servicios tradicionales del Banco, como los créditos a riesgo proyecto, las garantías financieras, la estructuración de proyectos y líneas de fondos de liquidez a contratistas de obra pública, la institución ofrecerá nuevos esquemas para incentivar la participación del sector privado: créditos engrapados, garantías de refinanciamiento y el programa de amortizaciones diferenciadas.

Los créditos engrapados ofrecen financiamientos preautorizados en condiciones competitivas a los ganadores de algunas licitaciones públicas. Las garantías de refinanciamiento permiten que los desarrolladores o inversionistas aseguren financiamiento de largo plazo, y a la banca comercial que su crédito será amortizado.

"El plazo máximo otorgado por gran parte de la banca comercial en México es en promedio de 10 años, menor al que requieren los proyectos de infraestructura que buscan plazos de 20, 25 o hasta 30 años. Lo anterior provoca que el riesgo de refinanciamiento recaiga en los desarrolladores o inversionistas,  por lo que las garantías de refinanciamiento mitigan esta incertidumbre y mejoran las condiciones de crédito para los proyectos”, explicó Del Mazo Maza.

Sobre el programa de amortizaciones diferenciadas, detalló que estas permitirán empatar ese diferencial de plazo entre la banca comercial con los requerimientos de los proyectos.

Publicidad

Estos productos y servicios pueden complementarse con los que ofrece el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) el cual apoya proyectos de infraestructura de alto impacto y gran rentabilidad social para que estos sean financieramente viables.

Al exponer, ante analistas, empresarios e inversionistas institucionales convocados por JP Morgan, el Director General reflexionó sobre la relevancia de que los recursos públicos que se destinan al desarrollo de infraestructura sean complementados por la inversión privada.

“Tanto la participación del sector privado como la iniciativa de Reforma Financiera nos colocan en una situación de oportunidad, donde la banca de desarrollo estará más cercana a los inversionistas y a la banca comercial para impulsar la infraestructura. Por ejemplo de los 266 Compromisos de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, 185 de ellos podrían contar con el apoyo de Banobras y en ellos podremos ir de la mano con los privados”, comentó.

Como referencia, detalló que a junio de 2013 la cartera de crédito a proyectos sumó 72 mil millones de pesos, de los cuales 60% corresponde a carreteras, 17% a energía, 15% a seguridad y justicia, 5% a agua y el 4% a otros.

Agregó que en el impulso a la competitividad hay una ventana de oportunidad a través del desarrollo de infraestructura, pues, de acuerdo con datos del Foro Económico Mundial, mientras México ocupa el lugar número 58 en competitividad, en calidad de infraestructura tiene el puesto número 68.

Publicidad

En este sentido, planteó a los inversionistas que tanto los Compromisos de Gobierno como los proyectos planteados en el Programa de Inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones 2013-2018 existen grandes oportunidades entre las que destacan: 149 proyectos carreteros que requerirán inversiones por 386 mil 255 millones de pesos, 19 proyectos de ferrocarriles y transporte masivo en el que se estiman 98 mil 98 millones de pesos, 21 proyectos portuarios por 62 mil 381 millones de pesos y 21 aeroportuarios por 35 mil 36 millones de pesos.

“A pesar de los beneficios y oportunidades que genera la participación del sector privado, la inversión en infraestructura en México se realiza principalmente con recursos públicos. Por ejemplo, en el sector carretero, uno de los más favorecidos por la inversión privada, la participación de ésta en los últimos cinco años fue de sólo 12%, aunque en 2012 creció a 19%, este indicador nos muestra que hay grandes oportunidades”, explicó Del Mazo Maza.

Es por ello que la Reforma Financiera ha planteado un nuevo mandato para la Banca de Desarrollo, pues hasta ahora éste era el de preservar su capital, sin embargo su papel debe enfocarse a potencializar sus recursos, de manera responsable, en favor del desarrollo y crecimiento, por lo que en la presente administración haremos énfasis en los programas de garantías para impulsar el financiamiento, así como prestar más, más barato y de manera más ágil.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad