Publicidad
Publicidad

La playas urbanas dan un toque tropical al verano parisino

FOTOGALERÍA: 5,000 toneladas de arena transforman a la capital francesa en una gran playa urbana, la cual estará hasta el 18 de agosto.
Placeholder articulo
Placeholder articulo

Desde 2002, cada año la capital francesa se transforma para convertirse en un oasis tropical pensado tanto en los visitantes, como en los parisinos que no tienen oportunidad de escapar al mar en esta temporada.

5,000 toneladas de arena han sido necesarias para construir a orillas del río Sena una rivera de playa artificial diseñada para la recreación y el esparcimiento pero, sin perder el estilo y glamour tradicional parisino. Así seguirá hasta el 18 de agosto próximo.

Así, la arquitectura tradicional francesa convive en el verano con 80 palmeras, juegos infantiles, regaderas automatizadas, asoleaderos y muelles, todo como parte del programa Paris-Plages, financiado y operado por el ayuntamiento parisino.

"Cada verano esto se transforma en un oasis tropical, un respiro para los parisinos, el ambiente se transforma en festivo", explica a obras Jérôme Saczewski, vocero de Lafarge, empresa proveedora de la arena que hace posible la construcción de estas playas urbanas.

La arena fue extraída de la cantera Bernières-sur-Seine, ubicada en Normandía. Esta cantera data de la era cuaternaria, entre 100,000 y 800,000 años antes de Cristo y actualmente es propiedad de Lafarge.  Y uno de los mayores retos fue la transportación.

Lafarge ha sido parte del proyecto Paris-Plages desde su origen y ha sido parte de las mejoras que con los años ha tenido el programa, una de ellas es el compromiso con la sustentabilidad que involucra no sólo materiales de primera calidad sino incluso, las formas de transportar el material hasta las orillas del río Sena.

Publicidad

"Contribuir a la construcción de ciudades más amigables comienza con el desarrollo de medios de transporte respetuosos del medio ambiente. Por ello es que este año se optó por transportar la arena a través de un convoy que navegó por el río y reemplazó a 250 camiones, con lo que se redujo tres veces la emisión de CO2 en el proceso de transportación", explica Saczewski.

Las 5,000 toneladas de arena tuvieron que recorrer 175 kilómetros durante dos días desde la planta de Lafarge hasta la avenida Georges Pompidu, punto nodal de este proyecto donde fueron construidos 2800 metros de muelle y un sendero paisajístico.

La descarga del material tampoco fue tarea sencilla. A fin de respetar la clasificación monumento histórico de la orilla del Sena, fue colocado un pontón flotante en las orillas del río, en el que se montó una retroexcavadora para entregar la arena. Este dispositivo facilitó también la labor de distribución de la arena a lo largo de la riviera del Sena, que estuvo a cargo de los servicios técnicos del ayuntamiento de París.

A la construcción de la playa rivereña, se suman también los 900 m2 de áreas verdes y cuatro terrenos también adaptados con arena para ser espacios de práctica de voleibol de playa. Además, en los andadores de las playas serán lanzados los prototipos de los Bancos Ductal, diseñados por el arquitecto David Mangin y fabricados por Jousselin. Estos bancos serán colocados a lo largo de los muelles para que los paseantes descansen.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad