Publicidad
Publicidad

La certificación de productos hace la diferencia

OPINIÓN: Muchos productores no saben que normalizar y certificar permite distinguir los productos en el mercado, de acuerdo a su calidad.
Tubos
Tubos - (Foto: Getty Images)

Cada vez es más reconocido que los productos de la construcción normalizados y certificados en las edificaciones sustentables representan una garantía de calidad,  lo cual hace la diferencia ante una gran variedad de productos que aparentemente tienen beneficios por su durabilidad y resistencia acorde con el costo del mismo.

Es por ello que para entender qué representa la certificación de un producto, es necesario enfatizar en los beneficios que ésta conlleva. Todavía para muchos productores de insumos para la edificación no se conocen estos beneficios, simplemente algunos obtienen la certificación porque a veces es una exigencia para ser merecedor de una facilidad administrativa, subsidio o algún tipo de incentivo. En el mejor de los casos, las empresas lo tramitan porque están convencidas que estos certificados respaldan calidad y ofrecen ventajas competitivas con otros productos.

Cuando hablamos de los incentivos, sobre todo si provienen de recursos del Gobierno y con el tema de la transparencia para la aplicación de estos, cada vez  tiene una mayor vigilancia su aplicación. Por ejemplo, en México, un sector donde se han promovido iniciativas de éxito ha sido la vivienda sustentable. 

Estos esfuerzos han tenido un gran impacto en la economía, así como trascendencia y reconocimiento internacional, como parte de integrar la innovación tecnológica hacia el desarrollo sustentable en el sector vivienda. Los programas que más han contribuido a este logro han sido el  Programa de Subsidios “Esta es tu Casa” del Gobierno Federal y el Esquema Financiero “Hipoteca Verde” del INFONAVIT,  que aún cuando el fortalecimiento del tema sobre la vivienda sustentable no nació recientemente, es relativamente nuevo dentro de un eje estratégico de Política Nacional. Sin embargo, cuando realmente estos esfuerzos de política pública empezaron a ser  visibles fue en el 2007,  elaborando los criterios e indicadores de sustentabilidad, ya combinados con los Programas antes mencionados. 

El Programa de Subsidios no solamente tiene el objetivo de contribuir a que la población de menores recursos tuviera acceso a una vivienda, sino que además esta vivienda fuera sustentable.  En este sentido, las iniciativas que detonaron estas bases surgieron de diferentes asociaciones, instituciones y organismos.

Publicidad

Pero lo importante en este artículo es resaltar que en el diseño de la instrumentación de estos programas, se requiere promover los productos y tecnologías de la construcción que contribuyen a  que una solución de vivienda tenga efectos de beneficio ambiental, económico y social.  Y para ello es necesario tener las herramientas para medir la eficiencia y los impactos que tienen estas soluciones.  En el caso de aplicación de productos que son evaluados en la vivienda sustentable y que tienen un proceso de verificación para que la vivienda sea calificable  y merecedora a tener un subsidio al adquirente de la misma, es necesario que los productos estén certificados. De esta manera se evita que los constructores o desarrolladores coloquen productos de baja calidad con el fin de hacer economías para las empresas.

Ahora bien, detrás de la certificación está todo un proceso de normalización necesario en donde se establecen los requisitos, criterios e indicadores que debe cumplir  cada producto, mismos que son definidos por un grupo de trabajo especialista en el tema con la participación de los sectores interesados de una manera equilibrada.

Ya que hemos hablado de la vivienda, el pasado 1º de julio del presente años se publicaron las Reglas de Operación de los Subsidios “Ésta es tu Casa” que operarán a partir del 2014.  En ellas se establecen las tecnologías,  productos y criterios que deben cumplir los productos de la construcción de la vivienda bajo las normas de cada producto.

Es importante mencionar que la tendencia a calificar la vivienda es a valorar su entorno urbano, lo cual aseguraría promover un crecimiento más consolidado de las ciudades evitando la dispersión de la mancha urbana y el encarecimiento de los servicios, repercutiendo en una mejor calidad de vida de las personas.

Con el objetivo de reconocer e incentivar a los impulsores y promotores de la Normalización, así como de la Certificación en el país, el ONNCCE invita cada año a las dependencias públicas, organizaciones empresariales, sector académico, empresas privadas y a las asociaciones de profesionistas a participar en el “PREMIO ONNCCE A LA NORMALIZACIÓN Y CERTIFICACIÓN”.

Lo invitamos a participar en la Segunda Edición del Premio ONNCCE, cuya convocatoria estará disponible hasta el 31 de julio de este año. Favor de consultar la convocatoria, las bases de participación y los criterios y requisitos de evaluación en www.premio-onncce.org.mx  

Publicidad

____________________

* El ONNCCE es una sociedad civil reconocida a nivel nacional dedicada al desarrollo de las actividades de normalización y certificación, que tiene como propósito contribuir a la mejora de la calidad de los productos, procesos, servicios y sistemas.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad