Publicidad
Publicidad

Perú, un paso adelante

OPINIÓN: El país andino se une a un grupo vanguardista en América Latina que disfruta de mecanismos eficientes de solución de controversias”.
Columna Roberto Hern�ndez (NUEVO)
Columna Roberto Hern�ndez (NUEVO) - (Foto: Archivo Obras)

En materia de paneles de solución de controversias o dispute boards en proyectos de infraestructura, Perú se une a la vanguardia en América Latina.  

El Centro de Análisis y Resolución de Conflictos (CARC) de la Pontificia Universidad Católica del Perú, dirigido por el doctor César Guzmán Barrón, presentó a la comunidad jurídica y a la industria de la construcción su Reglamento de la Junta de Resolución de Disputas (JRD). La JRD es una traducción al español de dispute board.

En su justificación, dicho reglamento señala que "es una iniciativa pionera en nuestro país (Perú) de ofrecer reglas para la adopción de los denominados dispute boards como mecanismo de solución de controversias en los contratos de construcción, que funciona con éxito en otras latitudes del mundo al ser un mecanismo de solución de disputas que se adecua a la naturaleza conflictiva de la construcción, por lo que cumple una función preventiva del conflicto y a su vez una labor expeditiva en su solución. 

"Asimismo es consecuente con la naturaleza temporal de la actividad de la construcción, dado que ofrece una solución del conflicto durante la ejecución de la obra, lo cual se condice con el interés de la entrega de la obra en el tiempo requerido por el propietario y el pago oportuno al contratista".

La riqueza de este reglamento radica no sólo en su naturaleza pionera en el país andino, sino que en su confección participaron diversas instituciones gremiales como la Sociedad Peruana del Derecho de la Construcción, presidida por Jaime Gray, uno de los más importantes abogados en el sector en Perú. Además de que el reglamento se encuentra en análisis y evaluación por parte del Gobierno para decidir la inclusión formal de este mecanismo en los proyectos públicos.

Publicidad

El CARC también incorporó a su plantilla a dos adjudicadores internacionales para resolver conflictos en proyectos peruanos: el estadounidense Jerry Brodsky, y el autor de esta columna.

Con estos pasos, Perú se une a un grupo vanguardista de países latinoamericanos que disfrutan de mecanismos eficientes de solución de controversias como los dispute boards en infraestructura; entre ellos Chile, Honduras y Panamá. 

En México, los esfuerzos de difusión y promoción siguen su curso. Recientemente,
el Centro de Arbitraje de la Industria de la Construcción (CAIC) celebró un convenio con el Dispute Board Federation de Ginebra para el intercambio de información y entrenamiento de profesionales del tema. El ICC México es otro de los actores que también impulsa esta vía de solución de controversias en nuestro país.

Por todo lo anterior, creo que cerrar los ojos a las mejores prácticas internacionales y oponernos a contar con un medio más confiable para la resolución de controversias en el sector es negarnos a tener proyectos más exitosos en la medida que los conflictos se resuelvan en forma más eficiente, sin que impliquen la ruina de clientes y contratistas. Y un proyecto ruinoso no sólo afecta a las partes, se convierte en un perjuicio para la sociedad. 

____________________

Publicidad

*Socio director de COMAD, SC (Derecho de la construcción).

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad