Publicidad
Publicidad

La carretera Toluca-Naucalpan provocaría desabasto de agua

Comuneros denuncian que la construcción de la autopista privada Toluca-Naucalpan provocaría desabasto de agua; la zona provee 30% del líquido al sistema Cutzamala.
autopista
autopista - (Foto: Getty Images)

Comuneros integrantes del Frente de Pueblos Indígenas en defensa de la Madre Tierra, pertenecientes a San Francisco Xochicuautla, denunciaron que la construcción de la autopista privada Toluca-Naucalpan provocaría desabasto de agua al Sistema Cutzamala.

José Luis Fernández, integrante de ese frente, detalló que de acuerdo con estudios de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) la zona boscosa considerada Área Natural Protegida, donde se prevé hacer el proyecto, suministra 30 por ciento de agua a este sistema.

En conferencia de prensa señaló que la autopista está siendo "impuesta" tanto por el gobierno del Estado de México como por la empresa constructora Autovan Autopistas de Vanguardia.

Refirió que el pasado 14 de mayo fueron detenidos 14 miembros de la comunidad, entre ellos siete mujeres, quienes expresaron su rechazo al proyecto al no ser consultados para su realización, lo que consideraron un mensaje de intimidación.

"Informamos que están en peligro un promedio de entre 18 y 23 kilómetros de ancho de bosque, de esta forma se destruye también nuestra autonomía, además de nuestra cultura, pues quedarían confinados más de 75 por ciento de nuestros lugares sagrados", expresó.

Publicidad

Al respecto Octavio Rosas Landa, integrante de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, refirió que para la construcción de esta autopista privada no se hace la consulta pública a los pueblos que resultarán afectados por el proyecto.

Consideró que el Gobierno del Distrito Federal debe pronunciarse al respecto, ya que la carretera afectará el abasto de agua potable de la ciudad de México.

Además, opinó, el proyecto es innecesario pues ya existen dos vías que conectan la zona industrial de Naucalpan con el valle de Toluca, lo que significaría una triplicación de la infraestructura carretera.

"Nos preocupa mucho que en medio de esta fiebre de construcción de carreteras se va a estimular la especulación inmobiliaria, con las tierras que están destinadas a la conservación forestal", expresó.

Ello, "lo que va a generar un proceso de urbanización salvaje, pero a su vez esto va a generar la construcción desmedida de centros comerciales, tiendas de conveniencia, gasolineras", refirió.

Publicidad

A su vez, Jaime Vargas González, manifestó que el problema no sólo es para los miembros de la comunidad de San Francisco Xochicuautla, ya que tanto la tierra, el aire y el agua es patrimonio de todos no sólo de sus habitantes.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad