Publicidad
Publicidad

PND pretende una urbanización sustentable

El Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 retoma los puntos claves que se anunciaron en la Política Nacional de Vivienda hace tres meses.
vivienda
vivienda - (Foto: Getty Images)

El Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 contempla un rubro en concreto para el desarrollo urbano y vivienda. El apartado 'Proveer un entorno adecuado para el desarrollo de una vida digna', se retoman los principales puntos anunciados en febrero pasado con la Política Nacional de Vivienda.

La Política Nacional de Vivienda reconocía cuatro ejes principales, los cuales planteaban la construcción de medio millon de vivienda nueva, la restauración de 500,000 inmuebles, la producción de vivienda vertical y una mayor y mejor coordinación interinstitucional, para lo cual, se formó la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU).

Asimismo, el PND, documento que rige la programación y presupuestación de toda la administración pública, pretende transitar hacia un Modelo de Desarrollo Urbano Sustentable e Inteligente que procure vivienda digna para los mexicanos.

En otros objetivos, se planea:

  • Fomentar ciudades más compactas, con mayor densidad de población y actividad económica, orientando el desarrollo mediante la política pública, el financiamiento y los apoyos a la vivienda.
  • Inhibir el crecimiento de las manchas urbanas hacia zonas inadecuadas.
  • Promover reformas a la legislación en materia de planeación urbana, uso eficiente del suelo y zonificación.
  • Revertir el abandono e incidir positivamente en la plusvalía habitacional, por medio de intervenciones para rehabilitar el entorno y mejorar la calidad de vida en desarrollos y unidades habitacionales que así lo necesiten.
  • Mejorar las condiciones habitacionales y su entorno, en coordinación con los gobiernos locales.
  • Adecuar normas e impulsar acciones de renovación urbana, ampliación y mejoramiento de la vivienda del parque habitacional existente.
  • Fomentar una movilidad urbana sustentable con apoyo de proyectos de transporte público y masivo, y que promueva el uso de transporte no motorizado.
  • Propiciar la modernización de catastros y de registros públicos de la propiedad, así como la incorporación y regularización de propiedades no registradas.

A través del mejoramiento y ampliación de la vivienda existente y el fomento de la adquisición de vivienda nueva, se reducirá de manera responsable el rezago de vivienda.

Publicidad

También, se buscará:

  • Desarrollar y promover vivienda digna que favorezca el bienestar de las familias.
  • Desarrollar un nuevo modelo de atención de necesidades de vivienda para distintos segmentos de la población, y la atención a la población no cubierta por la seguridad social, incentivando su inserción a la economía formal.
  • Fortalecer el mercado secundario de vivienda, incentivando el mercado de renta, que eleve la plusvalía de viviendas desocupadas y contribuya a una oferta más diversa y flexible.
  • Incentivar la oferta y demanda de vivienda en renta adecuada a las necesidades personales y familiares.
  • Fortalecer el papel de la banca privada, la Banca de Desarrollo, las instituciones públicas hipotecarias, microfinancieras y ejecutores sociales de vivienda, en el otorgamiento de financiamiento para construir, adquirir y mejorar la vivienda.
  • Desarrollar los instrumentos administrativos y contributivos que permitan preservar la calidad de la vivienda y su entorno, así como la plusvalía habitacional de los desarrollos que se financien.
  • Fomentar la nueva vivienda sustentable desde las dimensiones económica, ecológica y social, procurando en particular la adecuada ubicación de los desarrollos habitacionales.
  • Dotar con servicios básicos, calidad en la vivienda e infraestructura social comunitaria a las localidades ubicadas en las Zonas de Atención Prioritaria con alta y muy alta marginación.
  • Establecer políticas de reubicación de población en zonas de riesgo, y apoyar esquemas de Suelo Servido.

Para concretar el ordenamiento sustentable del territorio, así como el impulso al desarrollo regional, urbano, metropolitano y de vivienda, se prevé lograr una mayor y mejor coordinación interinstitucional que garantice la concurrencia y corresponsabilidad de los tres órdenes de gobierno.

De igual manera se contempla:

  • Consolidar una política unificada y congruente de ordenamiento territorial, desarrollo regional urbano y vivienda, bajo la coordinación de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y que presida, además, la Comisión Intersecretarial en la materia.
  • Fortalecer las instancias e instrumentos de coordinación y cooperación entre los tres órdenes de gobierno y los sectores de la sociedad, con el fin de conjugar esfuerzos en materia de ordenamiento territorial y vivienda.
  • Promover la adecuación de la legislación en la materia para que responda a los objetivos de la Nueva Política de Vivienda.
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad