Publicidad
Publicidad

Los proyectos eólicos se enfrentan con las comunidades

Grupos de indígenas han bloqueado dos proyectos eólicos en Oaxaca, uno de ellos prevé convertirse en el más grande de América Latina.
Parques eolico Oaxaca
Parques eolico Oaxaca - (Foto: Tomado de Getty Images)

La construcción del parque eólico a cargo de Renovables Mareña en San Dionisio del Mar, así como de un megaproyecto concesionado a la firma española Gas Fenosa, han sido retrasados debido a los episodios de violencia provocados por las comunidades indígenas.

El desarrollo de granjas para producir energía con el viento se ha disparado en el Istmo de Tehuantepec, ubicado en el estado de Oaxaca, región que ha atraído inversores de Europa, Japón y Australia.

Según la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), en 2006 México ya generaba energía eólica, pero sólo producía dos megavatios (MW) en todo el país. Hoy en día esa cifra ha crecido a 1.400 MW, y la meta es llevarla a 12.000 MW en 2020, lo que representa el 15% de la energía del país.

En la actualidad existen 18 parques eólicos en operación en México, otros nueve en construcción y una docena más en el desarrollo, dijo el presidente de AMDEE, Adrián Escofet. La gran mayoría se encuentran en Oaxaca, flanqueado por el Océano Pacífico y el Golfo de México, que con sus fuertes vientos es el escenario ideal para producir esta energía renovable.

Fenosa y Mareña 
Con 132 turbinas y una capacidad de producción de 396 MW, se espera que el megaproyecto del parque eólico en San Dionisio del Mar, a cargo de Renovables Mareña,  se convierta en el mayor de América Latina. Asimismo, se encuentra el proyecto concesionado a la firma española Gas Fenosa, que prevé que cuente con turbinas N117, las cuales cuya envergadura supera 100 metros.

Publicidad

Sin embargo, su construcción se ha retrasado por los opositores. Una asamblea de la comunidad votó para respaldar el proyecto en febrero, pero los opositores creen que la reunión "fue manipulada", dijo Carlos Beas Torres, presidente de la Unión de Comunidades de la Zona Norte del Istmo de Tehuantepec.

Autoridades de Fenosa y Mareña aseguran que las instalaciones no perjudican la pesca ni el medio ambiente y argumentan que el proyecto fue aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que se comprometieron a cambio a plantar árboles, que pagarán anualidades justas a los propietarios de las tierras, y destacan además las fuentes de trabajo que generarán.

"Creemos que éste es un increíble proyecto que beneficiará a todos", dijo Jonathan Davis Arzac, jefe del Fondo de Infraestructura Macquarie México, un brazo del australiano Macquarie Group, firma financiera del proyecto Mareña.

En un comunicado de febrero, Renovables Mareña dijo que la producción de energía en San Dionisio del Mar traería al poblado entre 1.2 millones y 1.4 millones de dólares por año, además del pago de 1,000 pesos por hectárea alquilada.

El secretario general del Gobierno del estado de Oaxaca, Javier Martínez Álvarez, dijo que las discusiones para reanudar la construcción están en curso. "Creo que los conflictos que tenemos se pueden resolver mediante la negociación", dijo Escofet.

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad