Publicidad
Publicidad

La infraestructura 'le saca tarjeta amarilla' al Mundial

Cinco de las 12 ciudades sede no tendrán listas las obras de transporte e infraestructura vial previstas para el partido inaugural.
Avenidas Sao Paulo
Avenidas Sao Paulo - (Foto: Getty Images)

Algunos proyectos de transporte y vialidad que se llevarían a cabo para optimizar la movilidad de las ciudades sedes de la Copa Mundial de Futbol Brasil 2014 fueron cancelados o retrasados.

Debido a la necesidad de remodelar la antigua infraestructura urbana de las 12 ciudades anfitrionas se propusieron ambiciosos proyectos como la construcción de nuevas líneas de metro, monorrieles y carriles exclusivos para autobuses, pero con 15 meses restantes para el torneo, es difícil que se logren.

"Casi todos los proyectos de transporte están retrasados. El legado social tan discutido parece que no va a salir de la mesa de dibujo", escribió el exfutbolista Romario, ganador de la Copa del Mundo 1994 y actualmente diputado en el Congreso de Brasil, el mes pasado en la columna de un periódico.

Esto se debe a diferentes causas como irregularidades financieras, defectuosos estudios de viabilidad y planificación, y excesiva tramitología.

"Ganamos el derecho a organizar la Copa del Mundo en octubre de 2007, pero no decidimos lo que debía hacerse hasta enero de 2010. En 2008 y 2009 hicimos muy poco o casi nada", dijo José Roberto Bernasconi, quien encabeza una asociación comercial de empresas locales de ingeniería y construcción.

Valmir Campelo, funcionario de la Corte Federal de Auditoría, la cual monitorea la planificación de la competencia deportiva, dijo que al menos una docena de los 49 proyectos originales han cambiado completamente.

Publicidad

Cinco de las 12 ciudades mencionadas (Brasilia, Fortaleza, Manaus, Salvador y Sao Paulo) no tendrán listas las líneas del tranvía, los carriles exclusivos para los autobuses o las conexiones del metro prometidos para el partido inaugural, el 12 de junio, agregó.

La premura de tiempo y los retrasos en los proyectos llevaron a las autoridades de varias ciudades a pensar en declarar los días de los partidos como festivos, para evitar los asentamientos de tráfico, reveló Campelo.

La ciudad de Sao Paulo, sede del partido inaugural de la Copa, no tiene conexiones ferroviarias a cualquiera de sus dos aeropuertos, por lo que se había planeado la construcción de un monorriel para unir el aeropuerto nacional con el metro; sin embargo, las autoridades reconocieron que no estará listo a tiempo.

En Brasilia, donde se comenzó a trabajar en 18 kilómetros de carriles de tranvía, desde el aeropuerto hasta la ciudad, la obra se detuvo en 2011, cuando un juez dictaminó que las empresas constructoras participaron con sobreprecio y registraron otras irregularidades.

En la ciudad amazónica de Manaus, las autoridades cancelaron dos grandes proyectos para construir 20 kilómetros de monorriel y 21.5 de carriles para los autobuses.

En Fortaleza, donde se llevarán a cabo seis partidos de la Copa Mundial, el trabajo aún no ha comenzado, por lo que 7 kilómetros de carreteras, túneles y pasos a desnivel están pendientes.

En Salvador, una ciudad de 3 millones de personas, donde no funciona el metro, ninguna de las carreteras o vías o enlaces de metro que se encuentran en construcción estará lista para el torneo.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad