Publicidad
Publicidad

La Academia de Arquitectura Valle de México tiene nuevo nuevo presidente

José Francisco Reygadas Valdéz hizo un llamado a que los arquitectos fortalezcan su participación en el desarrollo urbano del Valle de México.
José Franciso Reygadas, arquitecto
Obtuvo la Medalla de Plata en la IV Bienal de Arquitectura del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México, con el Proyecto y Dirección de la Remodelación y Reforzamiento Estructural de la Torre Ejecutiva de la Secretaría de Economía.

CIUDAD DE MÉXICO. José Francisco Reygadas Valdéz, nuevo presidente de la Academia Nacional de Arquitectura Valle de México, llamó al gremio a fortalecer su participación en el desarrollo de la región.

Reygadas tomó protesta este martes como nuevo presidente para el periodo 2020-2022 durante sesión solemne de la Academia llevada a cabo en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, de acuerdo con un comunicado.

El nuevo directivo es miembro vitalicio del Colegio de Arquitectos de México y de la Sociedad de Arquitectos Mexicanos, en donde fue presidente de los consejos directivos. También fungió como presidente de la Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana (FCARM).

Obtuvo la Medalla de Plata en la IV Bienal de Arquitectura del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México, con el Proyecto y Dirección de la Remodelación y Reforzamiento Estructural de la Torre Ejecutiva de la Secretaría de Economía.

También te puede interesar: Amani, el desarrollo de vivienda premiado por la Bienal de Arquitectura CDMX

Durante su discurso de toma de protesta, destacó que es deber permanente del gremio lograr el equilibrio urbano del Valle de México, el cual padece una desintegración de soluciones de vivienda, servicios y vías de comunicación, factores que requieren una visión de largo plazo.

Publicidad

Enfatizó también la necesidad de un plan de actualización y mayor rigor profesional para quienes tienen bajo su responsabilidad la ejecución de obras.

“El Valle de México reúne características que hacen indispensable una práctica de arquitectura ética y congruente con los requerimientos que implican variables como la sismicidad, la calidad y diversidad del terreno, la movilidad y la concentración poblacional, por lo que se requiere trabajar muy de cerca con los órganos reguladores, para obtener reglas muy claras en la planeación urbana”, dijo el arquitecto.

El nuevo directivo expuso su plan de trabajo basado en seis puntos:

1. Abrir espacios de diálogo e intercambio, con una mayor presencia de las mujeres arquitectas.
2. Impulsar una comisión editorial para contar con amplia documentación que divulgue, no solo la práctica profesional destacada, sino el pensamiento y la cultura arquitectónicos.
3. Crear un grupo de trabajo que estimule la crítica arquitectónica, con la participación de intelectuales, escritores, y otros profesionales.
4. Hacer una profunda actualización de los estatutos, para contar con una Academia más participativa, que abra espacios a las nuevas generaciones de cara al futuro inmediato.
5. Establecer mayores vínculos de comunicación e intercambio con otros organismos internacionales y Academias, no solo de Arquitectura, sino de Arte y disciplinas afines.
6. Promover una mayor presencia en las instituciones de educación superior en México y en el mundo.

Durante la sesión de la Academia también se entregaron reconocimientos a tres arquitectos mexicanos. Benjamín Romano fue distinguido por haber obtenido el Highrise Award 2018, que reconoce a Torre Reforma, en la Ciudad de México, como el mejor rascacielos del mundo.

Lee también: El arquitecto Benjamín Romano presenta su libro Torre Reforma

Dolores Martínez Orralde fue laureada por su trayectoria y contribución en la preservación y restauración del patrimonio arquitectónico de México y Agustín Hernández Navarro recibió el Gran Premio de la Academia 2019.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad