Publicidad
Publicidad

Una propuesta mexicana para terminar el Castillo de Chambord gana en Francia

El concurso convocó a estudiantes del mundo a generar propuestas utópicas para completar uno de los castillos más famosos por su arquitectura. Alumnos de la Universidad Anáhuac ganaron el certamen.
Castillo Chambord - Anáhuac - propuesta
El proyecto propone la elaboración de múltiples pilares transparentes con una cara doble de acero y cubiertos con una membrana de fibra de vidrio para completar la muralla faltante del recinto.

CIUDAD DE MÉXICO. Ocho alumnos de la Universidad Anáhuac México ganaron a inicios de junio el certamen internacional Chambord Inachevé, realizado en Francia, el cual consistió en elaborar una propuesta utópica para completar el Castillo de Chambord, uno de los más famosos en el mundo por su arquitectura.

El certamen fue convocado por el Dominio Nacional de Chambord con motivo del aniversario número 500 del castillo, ubicado en Loira, Francia. El castillo comenzó a construirse en 1519 por orden del rey de Francia, Francisco I. Se trata del último castillo construido en la época del Renacimiento y aunque no hay registro de su arquitecto oficial, en él se ve la influencia de Leonardo Da Vinci.

El inmueble fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el 2000. Es considerado un símbolo de la estética y las utopías de su época, y nunca se terminó por completo, de acuerdo con el comunicado de prensa ofical del concurso.

¿Ya te enteraste?: Dos mexicanos reciben la máxima presea de la arquitectura en Francia

Los alumnos de la Universidad Anáhuac propusieron una muralla faltante. "El concurso nos requirió elaborar una propuesta sobre cómo completar el Castillo (de Chambord) de una forma utópica, por lo que nuestra innovación fue crear una muralla transparente, ligera, que proporcionara transparencia a través de un elemento que se replica múltiples veces", comenta a Obras, Paola Morales, asesora de los alumnos y coordinadora del Área de Creación Arquitectónica de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Anáhuac México.

El proyecto de los estudiantes plantea la elaboración de múltiples pilares transparentes con una cara doble de acero, cubiertos con una membrana de fibra de vidrio que mantiene la misma sincronía del diseño.

Publicidad
Castillo Chambord - Anáhuac - Propuesta
"A través de la réplica de los pilares, conseguiríamos que se viera la transparencia hacia el castillo, levantando las columnas centrales (del recinto) y creando una dualidad en el diseño del día con la noche", comenta Andrea Martínez, integrante del equipo ganador.

"Un requisito era mantener el término utópico en una intervención contemporánea y que gráficamente fuera comunicable con una propuesta innovadora, que implementara tecnología y combinándola con nuevos materiales para crear algo nuevo", dice Paola Morales.

El certamen fue lanzado en 2018 y convocó a 40 universidadades, pero solo 18 universidades fueron elegidas para elaborar sus propuestas como una "multitud de visiones para un Chambord 'acabado' o 'reinventado', con el objetivo de abrir la reflexión sobre lo real y como representarlo".

Las 18 ideas utópicas se exhiben en el Castillo de Chambord desde el 26 de mayo de 2019. En días posteriores el jurado dio su fallo para premiar a los más destacadas y se celebraron además en el castillo diversos coloquios, mesas redondas y talleres. El jurado estuvo integrado por directivos del Dominio de Chambord, y otras personalidades como el reconocido arquitecto francés Dominique Perrault.

El objetivo del proyecto era lograr que la iniciativa moderna no compitiera con la arquitectura original del recinto, pues "a través de la réplica de los pilares, conseguiríamos que se viera la transparencia hacia el castillo, levantando las columnas centrales (del recinto) y creando una dualidad en el diseño del día con la noche", menciona Andrea Martínez, integrante del equipo.

Esto es interesante: Adela Rangel: arquitecta y emprendedora

Castillo Chambord - Anáhuac - propuesta
El objetivo del proyecto es lograr que la iniciativa moderna no compita con la arquitectura original del Castillo de Chambord.

Un reto era "hacer que el proyecto a través de la representación gráfica comunicara correctamente la parte conceptual, la propuesta y nuestra idea de la dualidad de día y noche a través de las láminas", añadió Andrea.

El certamen funciona como un trabajo de simulación para estimular el ejercicio profesional arquitectónico de alumnos de todo el mundo, por lo que el proyecto no será llevado a la práctica en el Castillo de Chambord, pero sí forma parte de la exhibición de los 18 finalistas en ese mismo recinto.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad