Publicidad
Publicidad

La historia de cómo se construyó Lego House: un lego a escala real

Lego House, en Dinamarca, es el museo de la firma danesa de juguetes del mismo nombre, el cual fue construido como si se hubieran usado bloques gigantes de Lego.
Lego House
Lego House fue inaugurada en septiembre de 2017.

Nota del editor: Este artículo se publicó originalmente en la edición 10 Despachos. Creadores de íconos de la revista Obras, correspondiente abril de 2019.

CIUDAD DE MÉXICO. Diseñar un edificio como si se hubiera construido con piezas de Lego, el popular juego para jóvenes y adultos que permite levantar estructuras conectando entre sí ladrillos de plástico de colores, fue la premisa del concurso que convocó la firma danesa de juguetes para materializar el “hogar del ladrillo” –Lego House– en Billund, Dinamarca.

El despacho local Bjarke Ingels Group (BIG) se llevó la comisión. “Fue su interpretación lo que nos convenció cuando nos presentaron un modelo con piezas de Lego, que consistía en 21 bloques sobredimensionados y superpuestos que daban forma al edificio”, explica Jesper Vilstrup, director de Lego House.

Te puede interesar: Historia y modernidad: así es el Museo de la Bolsa Mexicana de Valores

Esa propuesta ha abonado a los reconocimientos que BIG acumula, como el premio Kalmanani que Bjarke Ingels recibirá en México en abril por la trayectoria de su despacho. O la nominación, en febrero, para el premio Royal Academy of Arts, que reconoce la práctica de un despacho por la originalidad de su diseño, contribución urbana y por ser inspiración de muchas generaciones.

Para el diseño del edificio Lego, BIG aplicó una metodología llamada ‘Diseño impulsado por la información’ (Information Driven Design), que Snorre Nash, responsable del proyecto mientras trabajó en el despacho danés, detalla: “Cuando empezamos un proyecto, lo primero de todo es identificar el criterio principal: ¿cuál es el potencial?, ¿cuál es el mayor reto? En vez de guiarnos por la estética o el estilo, las decisiones se toman con base en las necesidades de cada proyecto”.

Publicidad

Uno de sus recursos habituales es emplear una gran cantidad de modelos realizados en diferentes materiales, incluidas las piezas de Lego, para visualizar cuál podría ser el resultado final. Por ello, cuando se inauguró el edificio, en septiembre de 2017, Bjarke Ingels confesó que diseñar ese proyecto era el destino de su despacho.

El uso de las piezas para construir modelos no es exclusivo de BIG, y para Vilstrup, la relación entre Lego y la arquitectura es clara: “Muchos despachos la emplean como herramienta y el propio juego inspira a muchos jóvenes a seguir la profesión”.

LEGO HOUSE IWAN BAN.jpg
Para sostener el edificio se emplearon 1,900 toneladas de acero, y cada uno de los 21 volúmenes se sujetan gracias a una estructura en forma de puente, producido en este material.

Arquitectura para chicos y grandes

Situada en el centro de la ciudad, donde hasta 2009 se encontraba el antiguo ayuntamiento de Billund, Lego House ocupa 12,000 m2 y la forman 21 bloques que alcanzan 23 metros de altura, distribuidos en una plaza pública de 2,000 m2.

A nivel de la plaza están los elementos que tienen un carácter exterior: la cafetería, la venta de billetes, la tienda, oficinas, un auditorio para eventos y el guardarropa. Superpuestas, se encuentran una serie de cuatro galerías, cada una pintada de un color primario en el tejado e interior, donde se concentran las principales actividades que corresponden a cada color.

Lee también: Las 6 cosas que debes saber del nuevo estadio del Tottenham

“El lema de Lego House es ‘aprender jugando’, justificado por un estudio de la Fundación Lego que identifica cinco competencias que se estimulan a través del juego”, explica Vilstrup. Rojo equivale a creatividad; azul, a aprendizaje cognitivo; verde, a lo social, y amarillo, a lo emocional. “El quinto elemento es la plaza exterior, pues hace referencia al ejercicio físico”, agrega. Las salas cuentan con 23 millones de piezas y personal formado para interactuar y fomentar que los visitantes se animen a ‘jugar’ y armar sus estructuras.

La dinámica de lo que sucede en las galerías fue diseñada por expertos de Lego, y una serie de consultores pedagógicos. Vilstrup aclara que BIG diseñó “la casa”, no las experiencias.

El conjunto está coronado por la Masterpiece Gallery, donde se exhiben creaciones de Lego que rinden culto a la marca. Tiene forma de ladrillo, con ocho claraboyas divididas en dos líneas que, además de permitir la entrada de luz, imitan la forma de las piezas de la marca y favorece una mejor disposición de los objetos exhibidos.

“Cuando ganamos el concurso, convocamos a varios seguidores adultos de la marca de todo el mundo para presentarles nuestras ideas iniciales, y una de sus peticiones fue la de diseñar la galería superior con forma de ladrillo Lego”, revela Nash. Para la segunda y última sala de exposiciones, los arquitectos también escucharon la opinión de los fans, que sugirieron colocar la cámara acorazada, donde se guardan las primeras ediciones de cada producto jamás manufacturado por Lego, en la planta subterránea.

Así es el edificio Lego House, en Dinamarca

Lego House (2).jpg

Lego House (2).jpg

Lego House ocupa 12,000 m2 y la forman 21 bloques que alcanzan 23 metros de altura, distribuidos en una plaza pública de 2,000 m2.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
LEGO HOUSE IWAN BAN.jpg

LEGO HOUSE IWAN BAN.jpg

Para sostener el edificio se emplearon 1,900 toneladas de acero, y cada uno de los 21 volúmenes se sujetan gracias a una estructura en forma de puente, producido en este material.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (7).jpg

Lego House (7).jpg

El despacho BIG, responsable del proyecto, empleó una gran cantidad de modelos realizados en diferentes materiales, incluidas las piezas de Lego, para visualizar cuál podría ser el resultado final.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (3).jpg

Lego House (3).jpg

Al interior del complejo hay piezas Lego sobredimensionadas que están fabricadas en cerámica; miden 18 x 60 cm y se colocaron de forma sistemática, de la misma manera que se juntan las de juguete.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (5).jpg

Lego House (5).jpg

El árbol de la creatividad está formado por más de seis millones de ladrillos y se eleva más allá de los 15 metros.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (8).jpg

Lego House (8).jpg

La dinámica de lo que sucede en las galerías fue diseñada por expertos de Lego, y una serie de consultores pedagógicos.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (4).jpg

Lego House (4).jpg

El conjunto está coronado por la Masterpiece Gallery, donde se exhiben creaciones de Lego que rinden culto a la marca.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (6).jpg

Lego House (6).jpg

“El lema de Lego House es ‘aprender jugando’, justificado por un estudio de la Fundación Lego que identifica cinco competencias que se estimulan a través del juego”, explica Vilstrup, director de Lego House.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (9).jpg

Lego House (9).jpg

“Convocamos a varios seguidores adultos de la marca de todo el mundo para presentarles nuestras ideas, y una de sus peticiones fue la de diseñar la galería superior con forma de ladrillo Lego”, revela Snorre Nash, responsable del proyecto.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (10).jpg

Lego House (10).jpg

Rojo equivale a creatividad; azul, a aprendizaje cognitivo; verde, a lo social, y amarillo, a lo emocional.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (11).jpg

Lego House (11).jpg

“Cada elemento individual reproduce una pieza original de Lego, que aumentamos 18.75 veces para adecuarla a la escala humana”, comparte Nash.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (12).jpg

Lego House (12).jpg

La cerámica fue tratada para que resista el clima danés, y se eligió como homenaje a la arquitectura del también danés Arne Jacobsen.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (13).jpg

Lego House (13).jpg

El conjunto tiene un efecto pixelado gracias a la yuxtaposición de los bloques, que crean terrazas escalonadas accesibles al público.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (14).jpg

Lego House (14).jpg

Para el diseño del edificio Lego, BIG aplicó una metodología llamada ‘Diseño impulsado por la información’ (Information Driven Design).
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (15).jpg

Lego House (15).jpg

“Muchos despachos la emplean (construcción de modelos con Lego) como herramienta y el propio juego inspira a muchos jóvenes a seguir la profesión”, declara Vilstrup.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (16).jpg

Lego House (16).jpg

“De los aproximadamente 26,000 habitantes que tiene la ciudad, 4,000 trabajan para Lego”, acota Vilstrup
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (17).jpg

Lego House (17).jpg

La Lego House está situada en el centro de la ciudad, donde hasta 2009 se encontraba el antiguo ayuntamiento de Billund.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (18).jpg

Lego House (18).jpg

Superpuestas, se encuentran una serie de cuatro galerías, cada una pintada de un color primario en el tejado e interior, donde se concentran las principales actividades que corresponden a cada color.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan
Lego House (19).jpg

Lego House (19).jpg

El complejo cuenta también con cafetería, la tienda, oficinas y un auditorio para eventos.
Cortesía BIG Bjarke Ingels Group / Iwan Baan

Acero, concreto y plástico

Para sostener el edificio se emplearon 1,900 toneladas de acero, y cada uno de los 21 volúmenes se sujetan gracias a una estructura en forma de puente, producido en este material; se prescindió de columnas para facilitar el espíritu del juego.

“Cada elemento individual reproduce una pieza original de Lego, que aumentamos 18.75 veces para adecuarla a la escala humana”, comparte Nash. Lo mismo sucede con todo el mobiliario que forma parte del interior.

Te puede interesar: The Shed: una mega sala cultural sobre ruedas (literal) en Nueva York

Donde sí se han empleado piezas de Lego reales es en varias esculturas que decoran el interior, como el árbol de la creatividad, formado por más de seis millones de ladrillos y que se eleva más allá de los 15 metros. Otro ejemplo es una cascada de agua, con casi dos millones de piezas que pesan más de 5,000 kilos.

Las piezas sobredimensionadas están fabricadas en cerámica, y fueron empleadas en el interior. Miden 18 x 60 cm. Se colocaron de forma sistemática, de la misma manera que se juntan las de juguete.

La cerámica fue tratada para que resista el clima danés, y se eligió como homenaje a la arquitectura del también danés Arne Jacobsen, sobre todo en referencia a la estación de gas que diseñó en Copenhague en 1936.

Se optó por conservar las paredes exteriores de color blanco, para, en palabras de Vilstrup, “no saturar visualmente a los visitantes” y permitir que sean los tejados los que identifiquen, con sus colores primarios, la actividad que transcurre en su interior.

Lego House (12).jpg
La cerámica fue tratada para que resista el clima danés, y se eligió como homenaje a la arquitectura del también danés Arne Jacobsen.

Billund, la capital de la infancia

El conjunto tiene un efecto pixelado gracias a la yuxtaposición de los bloques, que crean terrazas escalonadas accesibles al público. Este efecto óptico se logra por la disposición de los ladrillos. Ocho piezas enmarcan la plaza central, que cuentan con esquinas abiertas para facilitar el acceso.

No olvides leer: Inauguran el Museo Nacional de Catar, la rosa del desierto del Pritzker 2008

El objetivo de urbanizar la Lego House responde al vínculo que tiene la compañía con la ciudad danesa. “De los aproximadamente 26,000 habitantes que tiene la ciudad, 4,000 trabajan para Lego”, acota Vilstrup. La compañía ha financiado infraestructuras y edificios emblemáticos de la ciudad, como el aeropuerto, una iglesia y un centro cultural. No muy lejos de Lego House se encuentra el parque temático de Legoland, fundado en 1968.

La ciudad recibe 1.6 millones de visitas anualmente, la mayoría, para disfrutar de estas atracciones. “La compañía tiene un acuerdo con el ayuntamiento para que Billund se convierta en la capital de la infancia, pero el impacto de Lego House no es sólo para los turistas, sino para los propios ciudadanos”, explica.

Arquitecto: BIG

Bjarke Ingels fundó el despacho con oficinas en Copenhague en 2005 y, poco después, llamó la atención con su primer proyecto, el conjunto residencial
The Mountain en la capital danesa, concluido en 2008. Ahora también cuenta con oficinas en Nueva York, las que abrió en 2010, y emplea a 400 personas que trabajan en proyectos situados en prácticamente todos los rincones del mundo.

Otros edificios destacados de BIG son West 57, en Nueva York (2016), la futura sede de Google, diseñada en conjunto con Thomas Heatherwick, o el pabellón danés de la Expo de Shanghái (2010).

Ficha Técnica

Nombre de la obra: Lego House

Localización: Billund, Dinamarca

Cliente: Lego

Arquitectos: Bjarke Ingels Group (BIG)

Ingenieros estructurales: COWI

Apertura: Septiembre de 2017

Costo: No revelado

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad