Publicidad
Publicidad

Ingeniero crea casas exprés de bambú para áreas pobres de Manila

Estas casas se pueden construir en cuatro horas y tienen un costo de 75 dólares. Su diseñador tiene solo 23 años de edad y fue premiado por este proyecto.
Casas Bambú
El prototipo de estas casas quedaría listo en marzo 2019.

MANILA, Filipinas. Una sencilla casa de bambú, barata y que se construye en solo unas horas es la solución del ingeniero filipino Earl Forlales, de 23 años, a la masificación y miseria de los inmensos suburbios de Manila, una de las metrópolis más superpobladas del mundo.

Su idea, bautizada CUBO, ganó hace un par de semanas el premio internacional Ciudades del Futuro, valorado en 50,000 libras (63,700 dólares), que entrega la Royal Institution of Chartered Surveyors (RICS) de Londres.

"La inspiración vino de mi infancia. Crecí en la humilde cabaña de bambú de mis abuelos en la provincia de Bulacan, que ha resistido en pie décadas", contó el joven ingeniero.

Con el dinero del premio, Forlales construirá el primer prototipo de CUBO, proyecto que aspira a ofrecer "vivienda digna, asequible y sostenible" para la tercera parte de los 13 millones de habitantes de Manila que habitan en suburbios o asentamientos ilegales.

Lee: La mejor construcción del mundo es una vivienda rural en Brasil

Publicidad

Se espera que en los próximos tres años, 2.5 millones de filipinos en busca de oportunidades laborales se muden a la capital, que alberga la mayor extensión de slums o barrios marginales del mundo, según organizaciones humanitarias, por lo que "una solución a la escasez de vivienda es apremiante", apuntó el ingeniero.

"CUBO es una solución simple a un problema urgente. No solo para Manila, sino que se puede extrapolar a otras ciudades que también padecen superpoblación y pobreza en Asia, América Latina o África, donde se cultiva bambú", explicó Forlales, graduado en ingeniería química y de materiales por la Universidad Ateneo de Manila.
Earl Forlales
Earl Forlales, creador de las casas bambú, ganó el premio internacional "Ciudades del Futuro", valorado en 50, 000 libras.

Casas listas en cuatro horas
Publicidad

Ante el desafío del vertiginoso crecimiento urbano, la ventaja de CUBO es que una unidad de 12 metros cuadrados se puede levantar en cuatro horas y una comunidad completa para dar cobijo a decenas de familias de bajos ingresos estaría lista en unos días dependiendo del número de habitáculos.

El secreto del bajo costo reside en el bambú, que crece fácil y rápido: solo necesita tres años desde su plantación para que la madera esté madura y puede replantarse hasta 15 veces sin dañar el suelo y con aumento de la productividad.

"Además el bambú libera hasta un 35% más de oxígeno al entorno que otros árboles", indicó Forlales, que también quiere que su proyecto sea sostenible con el medio ambiente.

Otra de las ventajas de la materia prima es la resistencia, ya que el bambú laminado que se usará en CUBO incrementa su vida útil hasta 10 años y puede resistir con un mínimo mantenimiento más de medio siglo, según este emprendedor filipino.

Publicidad
El primer barrio estará lista en 2019, estiman

El primer prototipo estará listo para marzo de 2019, "para testar el proyecto bajo condiciones ambientales", y si todo va bien, la primera urbanización CUBO estará terminada para finales de ese año.

"El objetivo de CUBO es asociarse con entidades financieras que no solo patrocinen el proyecto durante su construcción, sino que también asuman la renta de las viviendas finalizadas hasta que las familias encuentren empleos y puedan cubrir el pago", explicó.

Recomendamos: La Torre de Pisa gana verticalidad

Publicidad
Casas Bambú
Con el dinero del premio, Forlales construirá el primer prototipo de CUBO.

Bajo precio

Publicidad

El coste de CUBO por metro cuadrado es de unos 75 dólares, un proyecto low-cost que permitirá que los alquileres sean accesibles a las familias de bajos ingresos que albergará. Forlales ya ha identificado un terreno adecuado para desarrollar la primera comunidad CUBO -con la ayuda de los expertos de RICS- en el distrito financiero de Makati, en el corazón de Manila, con fácil acceso a los servicios básicos.

La idea es que el nuevo flujo de población que engrose la capital en los próximos años no tenga que instalarse en los cada vez más alejados suburbios de la periferia de la Gran Manila, como se conoce a toda el área metropolitana que ronda los 30 millones de personas.

El jurado de RICS que concedió el galardón destacó la "simplicidad" de CUBO, a la vez que brida una solución "funcional y práctica a un problema global".

Lee: El legado de Barragán está en riesgo de demolición, alertan

Publicidad

"La población de las ciudades crece constantemente. Hay una necesidad real de vivienda segura, salubre y confortable para las futuras generaciones", comentó el presidente del jurado del premio RICS, John Hughes.

Las casas de bambú que ganaron el premio Ciudades del Futuro

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad