Publicidad
Publicidad

La casa más antigua de la CDMX reabre como centro cultural

Manzanares 25, en el barrio de La Merced, es la única sobreviviente de la arquitectura del siglo XVI de la capital virreinal.
La casa más antigua de la CDMX
Manzanares 25 está en La Merced

CIUDAD DE MÉXICO. La casa más antigua de la Ciudad de México se convirtió en el Centro Cultural Manzanares 25, en el cual se impartirán distintos talleres, además de contar con un pequeño museo de sitio que expondrá las labores de rescate de la vivienda.

Ubicada en Manzanares 25, en el barrio de La Merced, la vivienda pertenecía a una familia indígena que trascendió la Conquista española en el siglo XVI, está próxima a la Capilla del Señor de la Humildad y Avenida Circunvalación.

Tras ocho años de rescate y rehabilitación por parte del Fideicomiso Centro Histórico de la Ciudad de México, bajo la intervención y supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), este espacio abrió sus puertas.

Durante la inauguración, el director general del INAH, Diego Prieto Hernández, recordó que el inmueble está incluido en el Catálogo de Monumentos Históricos del INAH, y su relevancia se sustenta en las investigaciones del doctor Juan Benito Artigas, profesor emérito de la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

Ésta es la casa más antigua del Centro Histórico de la CDMX
Publicidad

Única sobreviviente del siglo XVI

Destacó que la vieja vivienda es la única sobreviviente de la arquitectura del siglo XVI de la capital virreinal, porque casi la totalidad de las construcciones fueron gravemente afectadas en la centuria siguiente por las inundaciones e innumerables modificaciones en su diseño.

El arquitecto Juan Benito Artigas advirtió que en la página 606 de su libro México: arquitectura del siglo XVI, puso de manifiesto los diversos aspectos que hacían tan relevante al solar de Manzanares 25, el cual contenía las "casas" de un mismo clan familiar de origen indígena, que sobrevivió a la Conquista española, y en su frente corrían en el pasado las acequias Real y de Regina transportando canoas y trajineras.

Lee más: Ésta es la casa más antigua del Centro Histórico de la CDMX

Publicidad

"Es un ejemplo de la creatividad novohispana, porque mantiene la disposición de viviendas contiguas propia de la tradición mesoamericana (15 cuartos alrededor de un patio), con la introducción de elementos de la vivienda española como son los marcos de cantera en torno a puertas y ventanas, y la viguería de madera en sus techos", añadió.

La casa más antigua de la Ciudad de México

Manzanares 25

Manzanares 25

Tras ocho años de rescate y rehabilitación este espacio abrió sus puertas.
Notimex
Ahora es el Centro Cultural Manzanares 25

Ahora es el Centro Cultural Manzanares 25

Tras ocho años de rescate y rehabilitación este espacio abrió sus puertas. Esta casa es el único testigo que queda de la arquitecura del siglo XVI en la Ciudad de México.
Notimex
Un rescate del Fideicomiso Centro Histórico de la CDMX

Un rescate del Fideicomiso Centro Histórico de la CDMX

Tras ocho años de rescate y rehabilitación este espacio abrió sus puertas.
Notimex
El INAH intervino en los trabajos

El INAH intervino en los trabajos

Tras ocho años de rescate y rehabilitación este espacio abrió sus puertas.
Notimex

La casa de cultura contribuirá a regenerar el tejido social en el límite oriente del Centro Histórico de la Ciudad de México, ya que acercará expresiones artísticas y oficios a niñas y niños que habitan en La Merced y Tepito, en Cuauhtémoc, así como en Candelaria de los Patos, en Venustiano Carranza.

Por su parte, el titular del Fideicomiso Centro Histórico, José Mariano Leyva, indicó que el Centro Cultural Manzanares 25 es un sitio donde el pasado se va a comprometer con el futuro, porque alrededor de 800 niñas y niños que viven en las cuadras aledañas, podrán convivir y aprender en los talleres, precisa un comunicado.

Publicidad

También te puede interesar: El Gobierno CDMX presenta plan para conservar el Centro Histórico

Explicó que cuando comenzó la restauración del inmueble histórico era un sumidero de basura y añadidos de cemento y ladrillo, mientras que en el callejón de enfrente se encontraba un "carrusel de prostitución".

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad