Publicidad
Publicidad

Enrique Norten: la arquitectura expresa una condición de poder

En la antesala de su cumpleaños 65, el arquitecto Enrique Norten recibe la Medalla Bellas Artes y platica con Obras sobre las responsabilidades su profesión.
enrique norten
enrique norten - (Foto: Ignacio Ponce )

En tres meses más el arquitecto mexicano Enrique Norten (México, 1954) celebrará 65 años de vida. Trayecto en el que acumula 33 años de haber fundado TEN-Arquitectos, más de 330 proyectos y 60 obras construidas. Sus reconocimientos son múltiples, pero ahora suma uno muy particular, la Medalla Bellas Artes que le da su país de origen.

El laurel le será otorgada la noche de este 15 de noviembre en el Museo Tamayo. Con ese pretexto, Obras sostuvo una charla con el creador en uno de los recintos que él diseño: la escuela Centro, ubicada en la alcaldía Miguel Hidalgo, Ciudad de México.

Ataviado en un traje negro, el arquitecto se desplaza por el lugar como en casa. Su mirada fija luce un poco cansada. Apenas ayer llegó de un viaje en el extranjero y esta mañana tuvo cita con el médico.

Tiene en proceso al menos seis obras tanto en México como en Estados Unidos. Con todo, se le ve fuerte, seguro, con esa confianza que, como él mismo dice, otorgan los años, el conocimiento, la experiencia.

No titubea ante ninguna pregunta, lo mismo se refiere al NAIM, del que menciona "es una lástima" que no se construyera, "sobre todo por el país", que del destino que pudiera tener la obra iniciada en Texcoco, del nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador y de los mitos de la inspiración cuando se trata de hacer arquitectura.

Lee también: Enrique Norten recibirá la Medalla Bellas Artes de Arquitectura 

Publicidad

OBRAS: ¿Qué significado tiene la Medalla Bellas Artes?
ENRIQUE NORTEN: Los premios al final del día siempre son mayores responsabilidades; evidentemente me halaga muchísimo que haya un reconocimiento acá en el país y de una institución a quien yo respeto tanto que es el Instituto Nacional de Bellas Artes. Al mismo tiempo es una tremenda responsabilidad. Los que somos merecedores de este tipo de reconocimientos también nos convertimos en ejemplos para muchas otras personas y, en mi caso, para muchos otros arquitectos más jóvenes.

Mercedes House. Foto: Evan Joseph

O: ¿Cómo debemos entender la relación de los arquitectos con las personas e instituciones del poder?

EN: Todas las instituciones o grupos de personas que son depositarios de poder acaban siendo muchas veces nuestras contrapartes. Siempre hay alguien que de alguna manera nos hace algún encargo de arquitectura, y se vuelven relaciones muy íntimas y muy estrechas.

La arquitectura siempre ha sido una manifestación o un 'documento' de un momento histórico y de una condición de poder, se ha hablado mucho de ello… Muchas veces a través de la arquitectura se manifiesta esta condición de alcance que pueden tener estas personas o instituciones.

O: ¿Un nuevo gobierno, una nueva arquitectura?
EN: No sé si necesariamente una nueva arquitectura, el país está pasando por cambios mucho muy importantes y seguramente habrá otra manera de ver el mundo y habrá otra manera de hacer ciudad y de relacionarse con el gran pueblo de México. La arquitectura seguramente jugará un papel muy importante.

O: Todo gobierno quiere dejar su sello, su impronta
EN: Pues todo mundo quiere eso y no quiere decir al final del día que la arquitectura cambia tanto.

Poder Judicial, Oaxaca. Foto: Luis Gordoa

O: Ha tenido alguna acercamiento con el nuevo gobierno?

EN: Sí, sí hemos tenido muchos acercamientos

O: ¿Lo han buscado para desarrollar el proyecto del Aeropuerto de Santa Lucía?
EN: No

O: Si lo buscarán, ¿ha pensado cómo podría aterrizar ese proyecto?
EN: No sé nada de eso, ni nadie sabe nada. No tengo absolutamente ninguna información como nadie la tiene.

Más información: Diseños de Enrique Norten en NY reciben tres premios al hilo

O: Junto con la firma SOM, TEN Arquitectos conformó una de las mancuernas finalistas de los proyectos que participaron para diseñar el Nuevo Aeropuerto Internacional en Texcoco.
EN: El proyecto de Texcoco era algo diferente con condiciones muy distintas a lo que pudiera ser cualquier otro proyecto de aeropuerto.

O: ¿Es posible rescatar la condición lacustre de Texcoco y se podría hacer algo con lo ya construido hasta ahora en ese lugar, luego de la decisión de cancelar el proyecto? ¿Qué haría Enrique Norten en ese sitio?
EN: No se puede hacer nada. Lo que está invertido en ese lugar está invertido para ser un aeropuerto y cualquiera puede decir que puede ser un parque fabuloso, que es lo que hemos estado leyendo todos. Podemos recuperarlo, tratar de devolvérselo a la naturaleza, hacer una zona de recuperación ecológica.

Sí, todo eso puede pasar, pero como arquitectura lo que está ahí puesto, lo que está ahí enterrado se va a perder y lo que se hizo fue para resolver una condición muy única que es hacer un aeropuerto. ¿Qué se puede hacer con las pistas de aterrizaje de los aviones? Pues seguramente se puede llenar de canchas deportivas, pero eso no resuelve o justifica los billones de dólares que ahí están metidos.

Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad, Cinvestav Irapuato. Foto: Luis Gordoa

O: ¿Y su recuperación cómo lago?
EN: Esa condición lacustre no existe. Hace mucho tiempo que nos acabamos los lagos de esta ciudad. El lago que existe ahora ahí es uno artificial y es un depósito de agua. No son los lagos de Texcoco ni los lagos de la cuenca del valle de México. Esos lagos ya no existen.

O: ¿La ciudad de México se hunde?
EN: Se hunde muy poquito y se hunde en condiciones muy particulares cada terreno; según lo que se le ponga encima se hunde de manera diferente, y son construcciones que tienen cierto tipo de cimentaciones superficiales y que generalmente fueron construidas hace muchos años. También ciertas condiciones de espacio público concebidas hace ya tiempo también se están hundiendo.

O: Como apasionado de la ciudad, si de pronto le dieran el mando de la Ciudad de México, ¿qué cambiaría forma inmediata?
EN: Hay que reconocer que la ciudad es una aglomeración de muchas ciudades con muchos centros, una ciudad policéntrica, y esos centros no son los centros históricos, sino centros neurálgicos que se han venido creando a partir de las bien o mal planeadas redes de transporte.

Hay ciertos momentos en que los sistemas de transporte de la ciudad coinciden; esos son los verdaderos centros de la ciudad, son lugares donde mucha gente se encuentra, cambian de medio de transporte, tienen la posibilidad de hacer cierto tipo de compras. Si tuviéramos la capacidad de poder organizar la ciudad -y hubo un proyecto muy importante en la pasada administración al respecto-, y ordenarla alrededor de todos estos centros, creo que se habían detectado más de 30…

Centro de Atención Ciudadana, Guerrero. Foto: Luis Gordoa

También te puede interesar: TEN Arquitectos da vida al nuevo centro de investigación de la NASA

O: ¿Son los Cetram (Centros de Transferencia Modal)?
EN: Se llamaron así, pero ya ni quiero usar la palabra porque esta última administración ha devaluado tantísimo esa idea, que ya no quiero decirla. Si pudiéramos retomar el proyecto original, que es el más sensato y que nada tiene que ver con lo que pasó en esta última gestión que retomó el nombre, pero no el fondo, sería muy bueno.

La idea era encontrar cuáles son estos verdaderos centros de la ciudad, consolidarlos y volver a tejer alrededor de ellos: crear densidades específicas para la ciudad, lugares de trabajo, vivienda, servicios, comercio, entretenimiento y, a partir de estos, interconectarlos. Eso es un gran plan y futuro de ciudad. Es más complejo de lo que estamos hablando, pero de alguna manera esa podría ser la solución, y que lo está siendo a la par de otras ciudades tan grandes o complejas como la nuestra.

O: A nivel de vivienda, ¿la ciudad da para darle un giro a la política en esta materia y hacer realmente vivienda intraurbana de interés social digna?
EN: Hay un problema legal y moral, que es el derecho que todo ser humano debería tener de acceder a una vivienda digna, eso es muy diferente a los órdenes de la ciudad. Creo que no podemos seguir pensando en la vivienda como un tema separado, tenemos que pensar en la ciudad, donde la vivienda es uno de los muchos componentes que la conforman.

La respuesta fácil es sí; necesitamos más densidad, que la gente no se vaya, que esté en los lugares donde ya hay servicios, transporte, una infraestructura básica; eso sería lo ideal, pero no es un problema únicamente de vivienda. Lo otro es que no debemos entender la vivienda como un techo y cuatro paredes; la vivienda es todo el entorno en el que desarrollamos nuestras vidas.

La globalización es un fenómeno universal que es ineludible y creciente, y evidentemente las personas se están mudando a las ciudades porque nos dan esa calidad de vida, eso es la vivienda. Entonces yo sí creo de manera muy convencida que la solución sí es la ciudad.

O: Entrando al tema del proceso creativo, ¿este es el mismo para desarrollar un proyecto de vivienda residencial que un proyecto para la NASA como el que usted ahora tienen en sus manos, en Ohio?
EN: Sí, finalmente es lo mismo. En la arquitectura no hay fórmulas ni recetas que se puedan seguir; es un proceso muy intenso de investigación. Lo más importante es entender las condiciones específicas de cada oportunidad que se nos presente, y poder entender qué es lo importante de eso.

A partir de ahí es un proceso de experimentación, de acercamiento, de poder encontrar los órdenes que nos permitan organizar de la mejor manera posible las complejidades de cada proyecto, y el trabajo es el que va llevand a encontrar las formas y los espacios.

Es una labor ardua, de mucha disciplina, de mucha constancia y mucho análisis y síntesis. De entender muy bien de qué se trata para de ahí poder tomar lo que es importante, y a esas importancias tratar de darles espacio y lugar.

Museo Elevado de Villahermosa. Foto: Luis Gordoa.

O: ¿Qué lo inspira ahora?
EN:
Yo no pienso que la arquitectura sea una cuestión de inspiraciones; es una cuestión de análisis y de trabajo diario. Nadie se sienta frente a un papel en blanco y espera a que llegue un rayo divino y se ilumine, eso no existe. Es entender todas las capas y niveles de información que existen alrededor de cada uno de los proyectos y a partir de ahí, extraer las condiciones que nos permitan ir encontrado la forma, que cada uno de nosotros piensa, es la mejor que representa y organiza una serie de necesidades y de condiciones para cada caso.

O: ¿Cómo ha evolucionado su arquitectura?
EN: Es el proceso normal de cualquier profesión, empiezas muy joven, con muchas ganas, con poca experiencia con mucha energía, y lo que la vida evidentemente te va dando es esa experiencia, ese conocimiento, esa seguridad, que es la seguridad que podemos darle a nuestras contrapartes de poder realizar un edifico, un fragmento de ciudad, con las mejores condiciones que tanto ellos como nosotros merecemos, y es algo que le pasas a cualquier profesional. Conforme van pasando los años vas entendiendo mejor las problemáticas y eso te va dando seguridad para lograr la confianza de los otros.

O: ¿Qué tiene que aportar la arquitectura en un momento histórico con desigualdad, hambre, desplazamientos…?
EN: Los arquitectos en general algunas veces no hemos asumido el total de la responsabilidades y, en muchas condiciones, los arquitectos en general nos hemos prestado -y no me refiero a TEN Arquitectos, sino a los arquitectos en general- ha situaciones poco apropiadas, cuando tienes absolutamente toda la información.

Sí es responsabilidad de los arquitectos crear lugares, ciudades que no sean fragmentadas, que no sean divididas, que no sean desmembradas. Crear órdenes que permitan no separar a los pobres de los ricos, a los buenos de los malos, a los bonitos de los feos. Es decir, lugares más democráticos, más igualitarios, más justos. Yo creo que la arquitectura como tal tiene muchísimo qué hacer y mucho qué decir en todos estos temas.

O: ¿Cómo se ve Enrique Norten de aquí a seis años?
EN: ¿A mí no me gusta ver la vida por sexenios. Ese es uno de nuestros graves problemas; esa discontinuidad administrativa o de visiones es terrible. Yo lo que espero es poder seguir trabajando, sirviendo a mi comunidad, a mi ciudad, a mi país, y poder dar mejores lugares para vivir

O: Está interesado en trabajar con este nuevo gobierno
EN: Por supuesto que sí. Nosotros tenemos que trabajar, independientemente de las ideologías de cada uno. Como profesionales, tenemos que servir y dar lo mejor en todas las condiciones. Si es este nuevo gobierno el que de alguna manera va a transformar el espacio que ocupamos, tendrá que hacerlo con arquitectos y, por supuesto, tenemos que dar lo mejor de nosotros para hacer lo mejor de este país, y tendremos que bailar con quien nos toque bailar.

O: ¿Qué temas deben estar ocupando hoy a la arquitectura
EN: Muchos. La responsabilidad ambiental es uno. Es alarmante que muchos de los dirigentes del mundo estén despreciando ese problema. Lo vemos en Estados Unidos, ahora en Brasil. Evidentemente no va a acabar con el mundo, pero sí vamos a acabar pagando un precio gigante.

Por otro lado, las decisiones de la arquitectura sí tienen que ver con las grandes brechas que existen entre la riqueza y la pobreza, tienen mucho que ver con las condiciones de violencia y de desigualdad e inseguridad, y tenemos que asumir esas responsabilidades y todos esos son los temas que deberíamos de estar tratando.

Sí es un tema de la arquitectura, el de la ciudad. Deberíamos tener una participación mucho más activa en los temas de la ciudad. El talento está siendo muchas veces desperdiciado o desaprovechado porque estas condiciones de poder no lo reconocen, el mismo gremio de los arquitectos no ha sabido hacerse reconocer para recibir el valor que debemos ante estas contribuciones.

Pienso que sí podríamos tener mejores ciudades, lugares para habitar y mejor calidad de vida si pudiéramos entender mejor todos, como sociedad, a la arquitectura.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad