Publicidad
Publicidad

Proponen dos tipos de drenaje para evitar hundimientos en la CDMX

La Ciudad de México registra un hundimiento de entre ocho y 12 centímetros, lo que afecta al patrimonio arquitectónico, la vivienda y la infraestructura, dice investigador del Instituto de Ingeniería de la UNAM.
Catedral de M�xico
Catedral de M�xico - (Foto: Tomado de Flickr/jrockdrigo)

Construir redes hidráulicas diferenciadas en la Ciudad de México, una de recolección de aguas pluviales y otra para aguas negras, es una de las soluciones que propone Efraín Ovando Shelley, investigador de la UNAM, para detener el daño al patrimonio arquitectónico y cultural de la capital, así como a viviendas e infraestructura, debido a los hundimientos del suelo que registra la capital.

Ovando Shelley, investigador del Instituto de Ingeniería de la Universidad Autónoma de México, explicó que aunque los temblores afectan estos inmuebles, es un fenómeno que dura algunos segundos o máximo un minuto.

Sin embargo, explicó, el hundimiento regional ocurre poco a poco, con una velocidad variable, pero de manera constante, lo que provoca la aparición de grietas en el terreno y afectaciones a la infraestructura de la ciudad.

Leer:  El INAH rescata joya de la arquitectura jesuítica de Sonora

Ovando Shelley comentó que cada año, la planicie lacustre de la Ciudad de México registra un hundimiento de entre ocho y 12 centímetros debido a la excesiva extracción de agua de los acuíferos, "con efectos catastróficos para la infraestructura urbana".

El especialista expuso que el Centro Histórico de la capital es una de las zonas más afectadas, porque ahí se encuentra una antigua área lacustre (arcillas blandas y deformables). El hundimiento es producto de la excesiva extracción de los acuíferos profundos, con lo cual el subsuelo deforma y hunde dicha región de la capital, aunque a diferentes velocidades.

Publicidad

Las subcuencas de Xochimilco y Chalco alcanzan hundimientos de entre 35 y 40 centímetros por año, en el área donde se construye el Nuevo Aeropuerto es de entre 12 y 14 centímetros anuales.

Recomendamos:  El #19S destapa un templo de Tláloc dentro de una pirámide en Morelos

Propone soluciones 

Para solucionar esta problemática, Efraín Ovando propuso dejar de explotar los acuíferos, porque dos terceras partes del agua que se consume en la capital se extraen de los pozos y la otra porción es traída de otras cuencas.

Planteó que a largo plazo, una opción sería construir una red de drenaje paralela, una que recoja aguas pluviales y otra que saque las aguas negras, y aprovechar los escurrimientos de las serranías que rodean a la cuenca de México.

También, apuntó, descentralizar a la Ciudad de México, "sacar las dependencias del gobierno federal, propuesta que llevaría un largo proceso, quizá decenios".

Publicidad

Más información:  Apple y una startup crean app para conservar monumentos tras el 19S

Ovando Shelley dijo que los temblores también están influidos por el hundimiento regional, dado que la respuesta sísmica evoluciona debido a los cambios en las propiedades del subsuelo al extraer el agua de los acuíferos.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad